sábado, 19 de enero de 2013

Sí se puede pide que los billetes de Titsa de La Gallega tengan el mismo precio que los del resto del municipio

* Las tarifas son un 53,33% más caras con bono y un 16% más sin bono

* Asunción Frías cree que el grupo de gobierno está poniendo pegas a la recalificación de las líneas 231 y 232 como urbanas
Abdullah (i) y Frías (c) en una guagua de La Gallega.
Sí se puede presentará ante el pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife una moción para que las líneas de transporte público de Titsa 231 y 232, que unen el núcleo de La Gallega con el resto del municipio, sean asumidas como urbanas para que los ciudadanos no tengan que pagar más que otros vecinos de la ciudad por este servicio, como ocurre en la actualidad.

La moción, que será debatida en el pleno que la corporación celebrará la próxima semana, propone que, en el caso de que estas líneas se mantengan como interurbanas, se garantice la equiparación de las tarifas con las del resto del municipio. Durante la sesión plenaria intervendrá Alberto Linares, representante de la asociación de vecinos Unión de La Gallega, para expresar el malestar de los habitantes de la zona en relación con este asunto.

Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz, reclama en la moción que el Ayuntamiento actúe en pro de la igualdad de derechos y oportunidades de toda la ciudadanía y garantice la equiparación de los precios del transporte público. Si en la actualidad los vecinos de La Gallega ya pagan más que el resto, lo seguirán haciendo tras la subida de tarifas aprobada por el pleno el pasado diciembre. Concretamente, tendrán que abonar un 53,33% más con bono y un 16% más sin bono.

La edil ecosocialista recuerda que la Federación de Asociaciones de Vecinos del Distrito Suroeste ha propuesto diferentes soluciones y señala que, según varias fuentes que han contactado con Sí se puede, es el grupo de gobierno del Ayuntamiento el que se está resistiendo a asumir como urbanas las líneas de La Gallega en el marco de las actuales negociaciones con Titsa para la firma del convenio sobre transporte urbano de viajeros para 2013.

Sí se puede ya presentó el pasado mes de agosto una pregunta al concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, sobre las acciones que tenía previsto emprender el grupo de gobierno para subsanar este agravio comparativo. La pregunta se formuló tras una visita de Frías y el vocal de Sí se puede en el Distrito Suroeste, Roberto Abdullah, a la zona, en la que comprobaron in situ los precios del billete de las líneas 231 y 232.

Arteaga se comprometió entonces a estudiar posibles soluciones, compromiso que reiteró en el Tagoror extraordinario sobre transporte urbano celebrado en el Suroeste en diciembre. Sin embargo, aún no ha dado respuesta a las demandas de los vecinos.