jueves, 17 de enero de 2013

Sí se puede pide al grupo de gobierno que diga la verdad a las extrabajadoras de Mararía y reconozca que la subrogación que les promete es ilegal



* Frías acusa a Alicia Álvarez de faltarles al respeto y propone que en el pliego de condiciones del servicio se incluya valorar la experiencia
* José Ángel Martín garantizó en una reunión celebrada en octubre que recuperarían sus empleos, y Sí se puede exige que cumpla su palabra
Una extrabajadora de Mararía interviene en la Comisión.
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, pidió hoy a la edil de de Atención Social e Igualdad, Alicia Álvarez, que diga la verdad a las extrabajadoras de la cooperativa Mararía y reconozca que en el futuro pliego de condiciones para la adjudicación del servicio de ayuda a domicilio de personas dependientes no se las podrá subrogar, pues se iría en contra de la legalidad vigente.

Durante la Comisión de Control celebrada esta mañana en el Ayuntamiento, Frías recordó que, una vez pasados seis meses desde la finalización del anterior contrato, es legalmente imposible incluir en el pliego de condiciones la subrogación de las trabajadoras. Teniendo en cuenta que el cese de actividad de Mararía tuvo lugar el 1 de agosto pasado y que el Ayuntamiento no tiene previsto abrir el concurso hasta dentro de varios meses, las promesas del grupo de gobierno “son una falta de respeto hacia estas mujeres, y lo que no podemos permitir es que ustedes sigan engañándolas”, afirmó la edil ecosocialista.

Se da la circunstancia de que en el acta de una reunión celebrada el pasado 23 de octubre entre el alcalde, José Manuel Bermúdez; el entonces concejal en funciones de Asuntos Sociales y primer teniente de alcalde, José Ángel Martín; y cuatro representantes de las extrabajadoras quedó plasmado por escrito el compromiso de Martín de que en el pliego de condiciones se garantizaría, de acuerdo al convenio existente en el sector, la subrogación de las exempleadas de la cooperativa.

En una dura intervención, Frías consideró esta mañana “increíble” que Martín adquiriera tal compromiso cuando desde el grupo de gobierno se tiene asumido que el nuevo concurso no tendrá lugar hasta dentro de unos meses, lo que imposibilita cumplir lo acordado en aquella reunión. La organización reclama ahora que el primer teniente de alcalde busque el camino legal para poder cumplir su promesa.

Propuesta de Sí se puede
Frías indicó que otra posibilidad de tratar de garantizar la reincorporación de las extrabajadoras de Mararía al servicio de ayuda a domicilio –aunque no se corresponda con lo prometido por Martín– es que en el pliego de condiciones se incluyan requisitos tales como valorar la experiencia de aquellas personas que tengan muchos años a sus espaldas dedicados a esta actividad, requisito que cumple una inmensa mayoría de estas mujeres.