lunes, 14 de enero de 2013

Sí se puede apoya a los vecinos de Nuevo Obrero en su demanda de retirada de una antena de telefonía



* La organización hizo una medición de las radiaciones y comprobó que superan con creces lo recomendado por la Unión Europea
* La asociación de vecinos transmitirá a Sí se puede los problemas del barrio en una asamblea que se celebrará el próximo viernes
María José Delgado.
Sí se puede ha manifestado hoy su apoyo a los vecinos del barrio Nuevo Obrero, en Ofra, que reclaman la retirada de una antena de telefonía móvil ubicada en el número 2 de la calle Juan Albornoz por los posibles problemas de salud que se pueden derivar de sus radiaciones.

María José Delgado, vocal de Sí se puede en el Distrito Ofra-Costa Sur, señaló hoy que en días pasados la organización ecosocialista realizó mediciones con un aparato homologado para tal fin y comprobó que las emisiones llegan a 9.000 microvatios por metro cuadrado, con lo que superan con creces el nivel recomendado por la Unión Europea tras la denominada Resolución de Salzburgo (100 microvatios por metro cuadrado).

La asociación de vecinos Juan Albornoz Sombrita, de Nuevo Obrero, celebrará el próximo viernes una asamblea en la que se tratará este asunto y a la que ha invitado a la vocal de Sí se puede y al concejal de la formación en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife Pedro Fernández Arcila. En el encuentro, que tendrá lugar en un local cedido ante la ausencia de un espacio propio, los vecinos transmitirán a la organización los problemas que sufre el barrio.

Deficiencias en Nuevo Obrero
Además de la retirada de la antena que reclaman los vecinos de Nuevo Obrero, el colectivo transmitirá este viernes a Sí se puede otros problemas, como el hecho de que la asociación, que cuenta con más de 1.000 miembros, carece de un local propio para el desarrollo de actividades comunitarias, socioculturales y de esparcimiento. Además, el barrio presenta graves deficiencias en lo relativo a los espacios ajardinados, de cuyo mantenimiento el Ayuntamiento no se hace cargo. Asimismo, la limpieza de las zonas públicas es deficiente y algunas obras que se encuentran paralizadas no cumplen con la normativa de seguridad establecida.

El encuentro de este viernes es consecuencia de una reciente visita de Delgado, Frías y Arcila al barrio, en la que conocieron de primera mano las carencias de la zona. En aquella ocasión, la vocal de la organización se comprometió ante el presidente de la asociación de vecinos, Vicente Pérez, a trasladar al Tagoror todas las demandas de Nuevo Obrero para que el Ayuntamiento las resuelva.