viernes, 25 de enero de 2013

El pleno acuerda bajar la tarifa de las líneas de guagua de La Gallega, como pedía Sí se puede



El Ayuntamiento propondrá a Titsa que los viajeros de las 231 y 232 que comiencen y terminen su trayecto en el municipio no paguen más que el resto
El pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife acordó hoy poner fin al agravio comparativo que sufren los vecinos de La Gallega en cuanto a las tarifas de las líneas de guagua. Sí se puede presentó una moción para que los billetes de las líneas interurbanas 231 y 232 no sean más caros que los de las urbanas del resto del municipio y el pleno acordó, mediante una enmienda transaccional, que en el convenio que se negocia actualmente con Titsa se establecerá que los vecinos que comiencen y terminen sus trayectos dentro del municipio pagarán tarifa urbana.

Asunción Frías, concejala de la organización ecosocialista en Santa Cruz, propuso en la moción que, en caso de que estos trayectos no puedan pasar a la categoría de urbanos, se habilitaran medidas para la equiparación de tarifas. El acuerdo plenario contempla la puesta en marcha de una bonificación sobre la tarifa de las citadas líneas interurbanas para que los usuarios que las emplean para trasladarse dentro del término municipal de Santa Cruz “solo paguen el equivalente a la tarifa urbana vigente en cada momento”. El concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, garantizó a Frías que la empresa Titsa asumirá este acuerdo municipal.

Durante la sesión plenaria intervino Alberto Linares, representante de la asociación de vecinos Unión de La Gallega, que expresó el malestar de los habitantes de la zona en relación con este asunto. Sí se puede ha felicitado hoy a las asociaciones de vecinos del Suroeste, y en especial a las de La Gallega, por su tenacidad y su lucha para acabar con esta situación.

En la moción presentada hoy, Frías reclamó que la corporación actúe en pro de la igualdad de derechos y oportunidades de toda la ciudadanía y garantice la equiparación de los precios del transporte público. En la actualidad los vecinos de La Gallega pagan un 80% más que el resto por un billete con bono (1,15 euros frente a 0,64) y un 38,1% sin bono (1,45 frente a 1,05) y, tras la subida de tarifas aprobada por el pleno el pasado diciembre, pendiente de entrar en vigor, tendrán que abonar un 53,33% más con bono y un 16% más sin bono.