viernes, 14 de diciembre de 2012

Sí se puede presenta en el pleno extraordinario su propuesta para abonar al personal municipal la paga extra de Navidad



La moción de la organización ecosocialista plantea abonar en enero la paga de verano del año 2013 para apoyar a los trabajadores municipales y al pequeño y mediano comercio santacrucero
Sí se puede presenta en el pleno extraordinario del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife que se celebra el próximo lunes una iniciativa para abonar al personal municipal la paga extraordinaria de Navidad, así como la adicional de complemento específico y equivalentes.

En ella, Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento, propone que se aborde este problema porque afecta no solo a las economías familiares de los trabajadores, sino a toda la economía de un municipio que depende mayoritariamente del sector servicios.

La fórmula que defenderá Frías para abonar al personal las cantidades correspondientes a la paga extraordinaria, la paga adicional de complemento específico y equivalentes correspondientes al mes de diciembre de 2012 consiste en adelantar a principios del mes de enero de 2013 el abono de la paga extraordinaria correspondiente al verano de ese año.

La propuesta se completa con un siguiente punto que contempla el adelanto al verano de la paga extraordinaria de diciembre del año próximo y que este procedimiento se prolongue en las sucesivas pagas extraordinarias hasta que pueda aprovisionarse la paga pendiente.

El asunto se discutirá en el pleno extraordinario del lunes próximo después de que Sí se puede presentara una moción de urgencia en el pleno ordinario anterior que finalmente no pudo tratarse, al no ser admitida el carácter de urgente por parte del grupo de gobierno.

Del texto original de esa moción, Sí se puede retirará el primer punto, consistente en estudiar la posibilidad realizar el abono de esta paga como ha sido habitual, por tratarse de una fórmula que ya ha sido descartada por el Tribunal Constitucional, que se ha pronunciado recientemente sobre resoluciones de diferentes administraciones públicas del Estado en esta misma línea.

Frías señala que el Ayuntamiento “debe tomar medidas para impedir que se reduzca el nivel adquisitivo del personal municipal”, porque esto tendría consecuencias negativas para la economía local al afectar a la campaña de Navidad, de la que dependen pequeñas y medianas empresas en nuestra ciudad. El previsible fracaso de esta campaña puede suponer el cierre definitivo de muchas de ellas.