jueves, 20 de diciembre de 2012

Sí se puede pide a sus afiliados que retiren el dinero de los bancos que realizan desahucios



Creen que el nuevo engaño cometido por Bankia es una falta de respeto a la ciudadanía
Fernando Sabaté, portavoz insular de Sí se puede, ha lanzado un llamamiento a la ciudadanía y, en particular, a los afiliados de su formación, para que apliquen fórmulas de castigo activo a las entidades bancarias que realizan desahucios de ciudadanos afectados por la crisis.
El portavoz ecosocialista cree que a pesar de los intentos de intermediación política y social con estas entidades estas “siguen demostrando una enorme insensibilidad con la gente que está sufriendo más duramente la actual situación económica”. El reciente incumplimiento de Bankia con un afectado con el que se habían prometido a una dación en pago ha provocado una nueva acampada de protesta a las puertas de esta entidad financiera promovida por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Tenerife, movilización en la que está participando activamente la portavoz de derechos sociales y miembro de la Coordinadora Insular de Sí se puede, Conchi Pérez Mendoza.
Pérez Mendoza cree que “las respuestas que están dando los bancos a los problemas por los que pasan miles de familias se ven agravadas por las decisiones políticas que se toman en este momento, donde se recortan presupuestos que mantienen servicios fundamentales para la sociedad, como ha ocurrido recientemente en el Ayuntamiento capitalino”.
Desde Sí se puede reclaman una acción ciudadana que haga que los bancos cambien su forma de tratar a la población más vulnerable y que respeten el derecho a la vivienda. En este sentido, sus militantes están participando activamente de las acciones de protesta que se están desarrollando en la Isla en los últimos meses en municipios como Santa Cruz, Tacoronte, Candelaria o La Orotava, siendo el Alcalde ecosocialista de Buenavista uno de los promotores de las propuestas antidesahucio en la FECAM.
No obstante, Conchi Pérez considera “que la respuesta contra los desahucios ha de ir más allá del ámbito municipal” y, en este sentido, anima a la población a utilizar alternativas como las entidades de banca ética o, “al menos, aquellas que se han comprometido claramente a no desahuciar”. Los ecosocialistas reiteran su respaldo a las acciones sociales contra los desahucios y se suman a las voces que reclaman unas leyes que protejan a los ciudadanos de la banca, así como una apuesta decidida por un modelo bancario público.