martes, 4 de diciembre de 2012

Sí se puede pedirá en la Comisión de Control información sobre la implantación del sistema de presupuestos participativos


Frías recuerda que el pleno aprobó en febrero utilizar este mecanismo democrático y que se acerca el pleno para debatir el presupuesto de 2013
Sí se puede pedirá información sobre los pasos que ha dado el grupo de gobierno para la implantación de un sistema de presupuestos participativos en la capital tinerfeña en la próxima Comisión de Control del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. Asunción Frías, concejala de Sí se puede en Santa Cruz, dirige su pregunta al concejal de Hacienda, Alberto Bernabé Teja.

Frías sostiene su pregunta en que la corporación aprobó por unanimidad el pasado 24 de febrero una moción de Sí se puede para la implantación de un sistema de presupuestos participativos en el municipio y en que el próximo 17 de diciembre será aprobado el presupuesto municipal para el año 2013. El citado acuerdo contó con el apoyo de todos los grupos de la corporación después de incorporar una propuesta planteada por el grupo de gobierno.

En su pregunta al edil de Hacienda, la concejala de Sí se puede recuerda que el pleno decidió hace ya más de nueve meses “poner en marcha un proceso de elaboración de Presupuestos Participativos por parte de la ciudadanía santacrucera”, y, para que esto fuera posible, se delegó en la Comisión del Pleno de Hacienda, Recursos Humanos y Servicios de Soporte para “profundizar en el itinerario” que concluya en la implantación progresiva de este sistema, que aún no estaba definido, y, al mismo tiempo, que esta misma comisión fuera la encargada de “desarrollar la formación teórico-práctica sobre presupuestos y sus destinatarios”.

Sí se puede destaca que “esta forma de gestión del dinero público ha sido considerada por distintos organismos internacionales como una forma excepcionalmente positiva de gestión y de administración”. En todos los casos aplicados, incluidas algunas ciudades españolas, supone “una mejora de las condiciones de vida de la ciudadanía afectada, una tendencia creciente a disminuir las desigualdades y una forma brillante de desarrollo de la democracia y de los valores que acarrea”.

La puesta en marcha de los mecanismos de presupuestos participativos, a juicio de la organización ecosocialista, “estimula y desarrolla la cultura política, el debate público”.

Además, este proceso de participación, en el que vecinos y vecinas seleccionan en un debate público la forma más consensuada de inversión del dinero del que dispone el Ayuntamiento permite a la ciudadanía asumir “la responsabilidad de compartir junto con los poderes locales la toma de decisiones sobre las políticas municipales más convenientes, con los consecuentes avances en transparencia, solidaridad, eficiencia y creatividad en la gestión pública”, señala Sí se puede.