viernes, 30 de noviembre de 2012

Sí se puede lamenta que la mayoría gobernante rechace debatir su moción urgente para abonar la paga extra de Navidad a los trabajadores municipales


Frías critica que por primera vez en este mandato no se acepte incluir en la sesión plenaria una propuesta con carácter de urgencia
Sí se puede ha lamentado hoy el rechazo de la mayoría gobernante en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife a incluir en el orden del día del pleno que se celebra hoy una moción con carácter de urgencia de la organización ecosocialista en la que se ofrece una fórmula para poder abonar al personal municipal la paga extraordinaria de Navidad, así como la adicional de complemento específico y equivalentes.

Asunción Frías, concejala de Sí se puede en la corporación capitalina, señaló esta mañana que la urgencia de la moción está más que justificada dado que mañana mismo comienza el mes de diciembre, con lo que “habría sido más conveniente aprobar hoy la moción, porque se trataba de manifestar de antemano la voluntad política del Ayuntamiento, y proceder más adelante a estudiar los aspectos técnicos de la propuesta”. Además, criticó que por primera vez en este mandato no se haya aceptado incluir en la sesión plenaria una moción con carácter de urgencia.

No obstante, Sí se puede obtuvo por parte del grupo gobernante su compromiso a incluir esta moción en el orden del día del pleno extraordinario que se celebrará el próximo día 17 de diciembre.

El acuerdo que propone Sí se puede pasa por que el grupo de gobierno estudie en primera instancia la posibilidad de abonar al personal la paga extraordinaria, la paga adicional de complemento específico y equivalentes correspondientes al mes de diciembre de 2012. En caso de que esto sea inviable, la organización solicita el adelanto a principios del mes de enero de 2013 del abono de la paga extraordinaria correspondiente al verano de 2013 y el adelanto al verano de la paga extraordinaria de diciembre del año próximo.

Con esta propuesta, Sí se puede pretende que se aborde un problema que afectará no solo a las economías familiares de los trabajadores, sino a toda la economía de un municipio como el de Santa Cruz, que depende mayoritariamente del sector servicios.