lunes, 29 de octubre de 2012

Sí se puede pide a Bermúdez que cuente con la participación vecinal antes de aprobar “decretazos”



Representantes de la FADOD han confirmado hoy a Frías que mantienen su desacuerdo con las normas sobre cesión gratuita de locales
Sí se puede pide al alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, que cuente con la participación vecinal antes de aprobar “decretazos” tras conocer el su descontento vecinal con el Decreto del alcalde de 9 de agosto de 2012 por el que se aprobaron las normas provisionales de desarrollo del Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana en lo relativo a la cesión gratuita de locales e instalaciones.

La petición de la organización ecosocialista al alcalde se fundamenta en la confirmación de este desconteto por varios representantes vecinales de la Federación de Asociaciones de Vecinos del Distrito Suroeste (FADOD) a la  concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz, confirmado hoy a Asunción Frías.

La concejala recuerda que en la sesión plenaria del pasado viernes, 26 de octubre, fue rechazada por el grupo de gobierno (CC – PSOE) una moción de Sí se puede en la que solicitaba la suspensión de dicho decreto y su reelaboración, contando con la participación del tejido asociativo.

A pesar del rechazo en el pleno, Frías valora positivamente el haber contado con el apoyo unánime de la oposición y que el propio concejal de Hacienda y Patrimonio, Alberto Bernabé, reconociese el error de no haber contado de antemano con las opiniones de los colectivos y se comprometiera a estudiar la posibilidad de diferenciar a las asociaciones vecinales y a los grupos del Carnaval a la hora de concretar algunas normas.

Igualmente, Frías considera un indicador de los errores cometidos en el procedimiento de elaboración de la nueva normativa que el exconcejal de Participación Ciudadana, Hilario Rodríguez, confirmase la descoordinación política con su área, aunque aclarase que sí se había producido una coordinación técnica.

Sin embargo, tras la no aprobación de esta moción, que incorporó propuestas del edil del PP José Carlos Acha en la misma línea, relativas también a otros decretos anteriores del alcalde, lo que más preocupa a Sí se puede es la costumbre de José Manuel Bermúdez de aprobar “decretazos” sin contar previamente con las opiniones de los colectivos afectados y de la propia oposición municipal, como ocurrió con la reforma del transporte urbano.

Frías considera igualmente preocupante que, por ejemplo, Bermúdez se arrogase la facultad de suspender unilateralmente, “sin escuchar a nadie” un acuerdo como la Normativa de Uso y Gestión de los Centros Socioculturales y Deportivos Municipales, aprobada por acuerdo plenario de 17 de septiembre de 2004.

Sí se puede estima que para avanzar hacia una democracia real es tan importante el contenido de las decisiones como los procedimientos utilizados para tomarlas. “Esta costumbre del alcalde de decidir por decreto asuntos importantes, sin contar con la participación vecinal, afecta gravemente a la salud democrática de este Ayuntamiento”, concluye Frías.