lunes, 22 de octubre de 2012

Sí se puede pedirá al pleno de Santa Cruz la instalación de un mercadillo de venta ambulante en García Escámez



Arcila presenta esta iniciativa a instancias de la Asociación de Vendedores Ambulantes de Canarias y cuenta con el apoyo de las asociaciones vecinales
Sí se puede presentará al pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife una moción en la que se propone promover la instalación de un mercadillo de venta ambulante en el barrio de García Escámez. Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en Santa Cruz, señala en la moción que la actividad generada a través de este mercadillo tendrá “efectos beneficiosos” desde el punto de vista económico y social, al crear “sinergias con el Mercado de La Abejera y el Mercadillo del Agricultor previsto en la zona”.

La propuesta que presentará Arcila ante el pleno el próximo viernes 26 de octubre contempla que este mercadillo se celebre al menos una vez en semana, pero no los domingos, “con el propósito de no competir con el Rastro de Santa Cruz”. Además, el concejal de la organización ecosocialista plantea que la adjudicación de la explotación del citado mercadillo de venta ambulante se lleve a cabo conforme a los principios de publicidad y libre concurrencia, según establecen las normas que regulan esta actividad económica.

La iniciativa de Sí se puede parte de la solicitud planteada en este sentido por la Asociación de Vendedores Ambulantes de Canarias, que “nos han pedido que presentemos y defendamos esta moción desde Sí se puede” después de que el equipo de gobierno diera un paso atrás en los compromisos adquiridos durante una reunión celebrada en julio pasado entre todas las fuerzas políticas de la corporación, en la que se acordó tratar el asunto en el pleno a través de una moción institucional.
 
La iniciativa de la creación de un mercadillo de venta ambulante que no compita con el popular Rastro de Santa Cruz fue presentada hace meses por la citada asociación ante la Sociedad de Desarrollo y cuenta con el respaldo de entidades mercantiles dedicadas a organizar actividades de ese tipo, especialmente interesadas en que esa iniciativa se organice en este municipio. A juicio de Sí se puede, estos factores demuestran “que la propuesta tiene suficiente fuerza como para que este Ayuntamiento estudie la posibilidad de ponerla en marcha”.

La organización ecosocialista se basa además en la convicción de que un mercadillo de venta ambulante “es una actividad que genera un importante foco económico en la comunidad donde se ubica”. Especialmente, los mercadillos ofrecen “nuevas oportunidades a familias en situación desfavorecida”, en un momento en que los datos de agosto pasado sitúan la cifra de desempleados del municipio en 28.780 personas, “muchas de ellas paradas de larga duración, con grandes dificultades para encontrar un empleo”, destaca el texto de la moción.

Además de generar riqueza, estos mercadillos son respetuosos y complementarios a la actividad comercial ya existente, pero además, la elección del  barrio de García Escámez se basa en que esta ubicación cuenta con el apoyo de las diversas asociaciones vecinales, “entre otros motivos porque es una zona con muy pocos comercios y, en general, con escasa actividad económica”.

Ante el “escenario complicado” que atraviesa Santa Cruz de Tenerife, Sí se puede considera que las instituciones públicas han de hacer el máximo esfuerzo para generar alternativas socioeconómicas y facilitar las que se proponen desde la sociedad civil ante la realidad de la situación actual.