viernes, 28 de septiembre de 2012

Sí se puede logra el apoyo unánime a dos iniciativas sobre Mararía

La organización convence al pleno para elaborar un plan estratégico de servicios sociales y para redactar un compromiso ético con el fin de renunciar al clientelismo político en esta materia

Sí se puede logró hoy el apoyo unánime de todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para dos iniciativas sobre el caso Mararía, presentadas junto a otras 23 propuestas en el pleno extraordinario sobre Servicios Sociales que se celebró esta mañana.

Además, el pleno aprobó la propuesta de esta organización para elaborar un Plan Municipal de Servicios Sociales que establezca las líneas estratégicas de la actuación municipal en este terreno a medio plazo y que incluirá un diagnóstico efectivo de la situación real del municipio.

Otro de los acuerdos unánimes aportados por Sí se puede fue la redacción de un compromiso ético por parte de todos los partidos para huir del clientelismo político en esta materia. “No podemos permitir que un partido aproveche situaciones de miseria para sacar ventajas políticas”, aseguró la concejala de esta organización, Asunción Frías.

Frías, encargada de defender las propuestas, explicó que estas medidas forman parte del proyecto político de Sí se puede para Santa Cruz en materia de servicios sociales.

De las cuatro iniciativas relativas al caso de Mararía presentadas por Sí se puede, el pleno aceptó que la Sociedad de Desarrollo impulse la creación de cooperativas con extrabajadoras de esta empresa con el fin de que estén a medio plazo en condiciones de presentarse al concurso para la prestación del Servicio Municipal de Ayuda a Domicilio.

Además, se asumió globalmente buscar una solución negociada con la Tesorería Provincial de la Seguridad Social y los demás actores implicados para solventar el pago de nóminas pendientes de ingresar al personal de Mararía y cuantos otros derechos pudieran corresponderles.

La concejala valoró positivamente que se aprobaran varias iniciativas dirigidas a mejorar la gestión del área de servicios sociales y algunas propuestas preventivas, sin embargo, lamentó que “el grupo de gobierno no incorporara el enfoque de autogestión comunitaria” al acuerdo de resolución consensuado.

Este comportamiento demuestra que “el grupo de gobierno teme la participación popular y desconfía de que los procesos participativos se les puedan ir de las manos”. En cambio, Sí se puede es firme partidario de incrementar la participación comunitaria y de acercar los servicios sociales al territorio y de mantener el contacto directo con a la calle.

El pleno aprobó diez propuestas consensuadas, que en su mayor parte se incluían en el paquete presentado por la organización el pasado martes. La iniciativa global de Sí se puede creció desde las 20 iniciativas del martes a las 25 medidas que presentó finalmente en el pleno del viernes.