viernes, 17 de agosto de 2012

Sí se puede rechaza frontalmente la privatización de las canchas deportivas del barrio de Duggi


Los vecinos han mostrado su malestar ante la posibilidad de que el Ayuntamiento esté barajando sacar a concurso su explotación
Sí se puede ha expresado hoy su rechazo frontal a la posible privatización de las canchas deportivas construidas en el barranco de Santos, a la altura del barrio de Duggi. La organización ecosocialista tiene constancia de que el grupo de gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife está estudiando, aunque aún de manera inicial, sacar a concurso la explotación del servicio de estas instalaciones para dejarla en manos privadas, algo a lo que se oponen los vecinos de la zona, afirma el portavoz de Sí se puede en el Distrito Centro, Alberto Bolaños.

Por ello, el Comité Local de Sí se puede en Santa Cruz estudiará las iniciativas que considere oportunas para que los concejales de la formación en el Ayuntamiento, Pedro Fernández Arcila y Asunción Frías, las trasladen a los órganos municipales correspondientes con el fin de impedir que tal medida sea finalmente llevada a cabo.

Sí se puede considera inaceptable que unas instalaciones construidas recientemente sobre suelo público y con dinero de todos los contribuyentes pasen a ser explotadas por una empresa privada, con el consiguiente perjuicio que ello significaría para una importante cantidad de vecinos del barrio de Duggi y de otras zonas del municipio que en la actualidad disfrutan de ellas de manera gratuita.

El Organismo Autónomo de Deportes parece basar su argumento en que en las instalaciones se producen actos vandálicos y el Ayuntamiento no dispone de dinero para mantener personal de seguridad durante todo el día, una idea que, según Sí se puede, no justificaría en absoluto la propuesta que baraja la corporación.

Además de las iniciativas que los concejales de Sí se puede llevarán a cabo en el Ayuntamiento para evitar que se inicie un posible proceso de privatización, la organización ecosocialista ha comenzado una campaña de información entre los vecinos de Duggi para dar a conocer los perjuicios sociales y económicos que tendría para la ciudadanía dejar en manos privadas la oferta deportiva y de ocio del barrio.

Alberto Bolaños denuncia el continuo afán de los sucesivos grupos de gobierno del Ayuntamiento por privatizar los servicios, una política que va contra el interés general de la ciudadanía y que choca frontalmente, tal y como establece el programa electoral de la organización, con su defensa a ultranza del mantenimiento y mejora de los servicios públicos municipales.