martes, 7 de agosto de 2012

Sí se puede pedirá al pleno que apoye mantener el ordenamiento jurídico vigente en materia de custodia compartida de menores


La organización rechaza el anuncio del ministro de Justicia y recuerda que la guarda debe ser “un traje a medida”
Sí se puede presentará al pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife una moción en la que se solicitará el apoyo de la corporación al mantenimiento del ordenamiento jurídico vigente en materia de custodia compartida por entender que la actual regulación legal ya establece la posibilidad de que los padres y madres compartan las labores de crianza de los menores una vez se ha disuelto el vínculo conyugal o sentimental, en caso de acuerdo o sin este, puesto que el juez puede acordar la custodia compartida con informes de fiscalía y de acuerdo con el interés de los menores.

De esta manera, la organización expresa su rechazo al reciente anuncio del ministro de Justicia en el sentido de que la custodia compartida será considerada como modelo preferente, es decir, impuesta judicialmente, en los procesos de separación, guarda y custodia, alimentos de hijos extramatrimoniales o divorcio.

Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, señala en la moción que la guarda y custodia que se establezca debe ser un traje a medida, adecuado a cada unidad familiar, porque cada familia es distinta, como lo es cada ruptura familiar, por lo que rechaza el anuncio hecho desde el Gobierno del Estado. Conviene al interés del menor, indica Frías, permanecer con ambos progenitores solo si durante el tiempo de convivencia ambos progenitores realizaban sus funciones de crianza en idéntica medida. El régimen a adoptar debe respetar lo realizado con anterioridad a la separación, en aras de garantizar la estabilidad y la continuidad en los hábitos de los hijos, de manera que la ruptura familiar les afecte lo menos posible.

Motivos jurídicos, psicológicos y sociológicos avalan la inconveniencia de modificar la legislación vigente con el fin de establecer la guarda y custodia compartida impuesta judicialmente por dañar gravemente la salud y estabilidad, tanto de los menores al obligarles a permanecer periodos de tiempo con un progenitor en contra de su voluntad, como la de los progenitores por tener que llegar a acuerdos donde la comunicación está rota o no ha existido nunca.

En su moción, Sí se puede solicita al pleno instar al Gobierno del Estado a que promueva un modelo de custodia compartida en positivo, que no sea considera como única alternativa en todos los casos de separación o divorcio ni impuesta frente a la negativa de una de las partes, así como solicitar a todos los poderes públicos un auténtico compromiso con la defensa de los derechos de la infancia y con el supremo interés del menor, promoviendo en este sentido todas las acciones a su alcance para que la corresponsabilidad en los cuidados los niños y niñas se dé en igualdad de condiciones desde el nacimiento.