jueves, 12 de julio de 2012

Toda la oposición critica el “desayuno con el alcalde”, un acto partidista de Bermúdez para el que se usaron 578 euros de Protocolo


Arcila lamenta que Hilario Rodríguez no se comprometa a garantizar la presencia de los grupos opositores en actividades como este encuentro del alcalde con representantes vecinales
Todos los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife criticaron hoy, en el transcurso de la Comisión de Control, el denominado “desayuno con el alcalde”, un encuentro entre José Manuel Bermúdez y representantes vecinales al que no fueron invitados los partidos que no están en el gobierno municipal, a pesar de que la actividad fue sufragada por el Servicio de Protocolo y debió tener un carácter institucional.
Sí se puede preguntó hoy en la citada comisión al concejal de Participación Ciudadana, Hilario Rodríguez, sobre la naturaleza de este acto, que le costó a los contribuyentes chicharreros 578 euros, procedentes del Servicio de Protocolo, y en cuyo transcurso el alcalde criticó la labor de la oposición.
Pedro Fernández Arcila, concejal de la organización ecosocialista, lamentó que se aprovechara un acto supuestamente institucional para hacer un discurso partidista y pidió explicaciones a Rodríguez sobre este extremo. Sin embargo, el edil del grupo de gobierno se limitó a dar “una respuesta descriptiva” del acto, según Arcila, sin entrar en el fondo de la cuestión política que planteaba Sí se puede. Arcila indicó que “la gente ya no está para tragarse los cuentos” del alcalde, en alusión al discurso de Bermúdez en el “desayuno”, y consideró una falta de respeto que se marchara del lugar tras su intervención sin escuchar a los representantes vecinales.
Por otra parte, Arcila pidió al concejal un compromiso en el sentido de que el Ayuntamiento procederá a invitar a la oposición a futuros encuentros de esta naturaleza con el fin de iniciar una nueva política de participación ciudadana, pero Hilario Rodríguez no accedió a tal propuesta y se limitó a decir que su área no puede intervenir en la agenda de actividades del alcalde.