martes, 17 de julio de 2012

Sí se puede reabrirá el debate del transporte público en el próximo pleno


La concejala Asunción Frías preguntará por los problemas que persisten en Salud-La Salle y el Suroeste

Sí se puede reabrirá en el pleno del próximo viernes el debate sobre el transporte público en Santa Cruz de Tenerife con una pregunta al concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, acerca de los problemas que se siguen registrando en la ciudad en los últimos meses en relación con el citado servicio, especialmente en cuanto al Distrito de Salud-La Salle, donde no hay horario nocturno de varias líneas y se ha detectado un incumplimiento de lo acordado en la frecuencia de las guaguas y el consecuente encarecimiento del precio de muchos trayectos al sobrepasarse el tiempo máximo para poder realizar transbordos de manera gratuita.

Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, también preguntará a Arteaga por los problemas registrados en el Suroeste debido a la eliminación de algunas líneas y al incumplimiento de las frecuencias prometidas por parte del Ayuntamiento y de Titsa.

Sí se puede ha decidido reabrir el debate sobre el transporte público después de que el grupo de gobierno rechazara el pasado mes de mayo dos mociones, una de la organización ecosocialista y otra del PP, para la reordenación de las guaguas urbanas. En aquella ocasión, Arteaga afirmó que el asunto ya estaba resuelto de manera satisfactoria para todas las partes implicadas, pero las protestas vecinales de junio y julio constatan que los problemas continúan.

Por todo ello, Sí se puede quiere que el grupo de gobierno explique qué está haciendo para garantizar soluciones a los problemas asociados a la reordenación de las guaguas y qué información puede aportar en relación con una posible subida de las tarifas, tanto del transporte urbano como del interurbano, pues, según han comunicado diversas fuentes a la organización, podría estar siendo estudiada esta posibilidad.

En mayo pasado, Sí se puede ya propuso suspender el acuerdo plenario del 27 de abril sobre el convenio de colaboración con el Cabildo Insular de Tenerife para la financiación del transporte urbano de viajeros y, de esta manera, dar marcha atrás a la reestructuración planteada desde el grupo de gobierno, que obedece, según la organización ecosocialista, a la sumisión del Ayuntamiento a las políticas del Cabildo y a la carencia de estrategias propias de movilidad sostenible. La moción fue rechazada por la mayoría gobernante.

La iniciativa de Sí se puede fue una respuesta a numerosas demandas ciudadanas, entre ellas las del Colectivo de Parados Unidos y la Asamblea Sociosanitaria de Canarias, que pidieron a los partidos de la oposición que tomaran cartas en el asunto ante la improvisación del grupo de gobierno en este asunto y, especialmente, ante la postura adoptada por el concejal de Servicios, Dámaso Arteaga, en diferentes reuniones con colectivos sociales y vecinales, en las que ha hecho promesas que finalmente no se han cumplido.

La organización ecosocialista considera que el transporte público debería cuidarse con especial esmero en el ámbito municipal, pues constituye una cuarta pata de la mesa del Estado de bienestar, junto con la sanidad, la educación y los servicios sociales públicos.