lunes, 9 de julio de 2012

Sí se puede pide mejoras en los espacios públicos y en el viario de La Quebrada, en María Jiménez


La organización considera que la plataforma de El Bufadero, sin ninguna actividad, es el mayor fracaso del puerto de Santa Cruz
Parte superior del muro de contención de La Quebrada
Sí se puede ha reclamado que se ejecuten a la mayor brevedad las inversiones necesarias para la mejora de los espacios públicos y el viario de la zona de La Quebrada, en el barrio de María Jiménez, que en la actualidad presenta graves deficiencias. Así lo constataron este fin de semana los concejales de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Fernández Arcila y Asunción Frías, que visitaron el barrio en compañía de Javier Felipe y Ángel López, vecinos de ese núcleo y miembros de la organización ecosocialista.

Durante la visita, Sí se puede escuchó las principales demandas de los vecinos, que se centran en la rehabilitación de muros con riesgo de derrumbe, la construcción de una plaza, la creación de zonas verdes y la mejora del viario, que presenta un estado defectuoso en muchos tramos.

Concretamente, los vecinos reclaman el urgente acondicionamiento de la calle Lombardía. Esta es una de las principales demandas del barrio por el grave peligro que supone, ya que el pavimento se ha hundido en un tramo de la vía y presenta un desnivel de más de cuarenta centímetros, lo cual supone un riesgo para las casas aledañas, que tienen grietas en las fachadas.

La calle Lombardía es la única peatonal de la zona alta de La Quebrada y está rematada por un muro de contención de unos cuatro metros de altura, donde se reúnen muchos niños para jugar. Como consecuencia de unas obras que se acometieron hace unos años, el pavimento se ha ido hundiendo cada vez más, y los vecinos tienen miedo de que se pueda desplomar completamente junto con las viviendas.
Otras de las demandas de las que se hicieron eco los concejales Arcila y Frías fueron la necesidad de terminar la escalera que bordea La Quebrada por la zona norte y su conexión con la urbanización Vista Dársena, así como la instalación de un repetidor de televisión que mejore la señal en el pueblo.

El Bufadero
Durante su visita al barrio de María Jiménez, los representantes de Sí se puede también inspeccionaron la zona de la plataforma portuaria de El Bufadero, una obra denunciada en su día por Pedro Fernández Arcila ante la Fiscalía de Medio Ambiente, que dio curso a la correspondiente denuncia ante el juzgado por detectar indicios de delito. La citada obra cierra de manera artificial la salida del barranco del mismo nombre, con el consiguiente peligro para el barrio, como se ha constatado en episodios de fuertes lluvias.

Sí se puede comprobó la total inactividad de esta plataforma, en la que no hay ni un solo contenedor ni rastro alguno de trabajos portuarios. En este sentido, Arcila señala que esta infraestructura ha demostrado ser “el mayor fracaso del puerto”.