martes, 31 de julio de 2012

Sí se puede denuncia que a partir de mañana se creará un caos en la ayuda domiciliaria por la falta de voluntad del grupo de gobierno


El Ayuntamiento debe exigir responsabilidad patrimonial a Ignacio González por el nefasto trabajo desarrollado en el pasado mandato
Sí se puede ha denunciado hoy que a partir de mañana se va a producir un auténtico caos en la ayuda a domicilio en el municipio de Santa Cruz de Tenerife como consecuencia de la falta de voluntad política del grupo de gobierno del Ayuntamiento en relación con el conflicto de la cooperativa Mararía.

Asunción Frías, concejala de Sí se puede en la corporación, considera que la situación es de una gravedad extrema, ya que el Ayuntamiento va a dejar de prestar durante días o semanas el Servicio de Ayuda a Domicilio, obligatorio por ley, a cientos de vecinos del municipio en situación de dependencia. Además, el grupo de gobierno no ha puesto los medios para que las trabajadoras puedan cobrar las mensualidades que la empresa les debe ni se ha trabajado en la línea de salvar los 200 puestos de trabajo de Mararía, lo que abocará a la mayoría de estas empleadas a una situación de exclusión social.

La solución planteada por el Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), y avalada por un informe jurídico del propio Ayuntamiento, pasa por exigirle a Mararía que continúe prestando el servicio, una fórmula que inicialmente parece la más adecuada. Sin embargo, para que este extremo sea viable es necesario que la corporación avale la deuda de la cooperativa ante la Seguridad Social para garantizar los salarios de las trabajadoras, algo a lo que el grupo de gobierno se niega, con lo que demuestra su escasa voluntad de poner solución, siquiera provisional, al gravísimo problema al que a partir de mañana se enfrentarán cientos de personas en situación de dependencia.

Sí se puede reconoce que el actual grupo de gobierno ha recibido una herencia envenenada de mandatos anteriores y que el problema no tiene una fácil solución, pero considera que se ha actuado de manera precipitada y sin agotar todas las posibilidades de negociación con la Seguridad Social. Durante la sesión del Consejo Rector del IMAS celebrada esta mañana, la organización ecosocialista ha pedido que el Ayuntamiento exija responsabilidad patrimonial al exedil Ignacio González (CCN), responsable del área de Servicios Sociales durante el anterior mandato.

Sin garantías de ayuda
Según han informado a Sí se puede trabajadores de Mararía y familiares de usuarios, hay personas en situación de gran dependencia que no tienen garantizado que se les preste el servicio a partir de mañana porque en unos casos nadie se ha puesto en contacto con ellos desde el IMAS, y en otros no les han asesorado adecuadamente o les han indicado –al ponerse en contacto con las empresas que el IMAS ha propuesto como alternativas a Mararía– que los cupos están cubiertos.