viernes, 20 de julio de 2012

El pleno aprueba la iniciativa de Sí se puede para un plan de rescate de personas y familias


El Ayuntamiento también da el visto bueno a una comisión del agua que estudie la remunicipalización de Emmasa, propuesta por la organización
El pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife aprobó esta mañana dos mociones de Sí se puede –las únicas que recibieron el visto bueno de la asamblea municipal en el día de hoy– sobre un plan de rescate de personas y familias y para la creación de una “comisión del agua” que estudie la remunicipalización de la empresa de aguas Emmasa.

El plan de rescate de personas y familias es una iniciativa de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, y la organización ecosocialista plantea ponerlo en práctica en las Islas acorde a nuestras singularidades. Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz, detalló la viabilidad económica del plan, que pasa por recuperar los niveles impositivos que afectan de manera especial a las rentas más altas y que han sido suprimidos o reducidos en los últimos 15 años, en concreto, derogar la Ley 4/2008 y modificar y mantener el parcialmente recuperado impuesto de patrimonio, o bien sustituirlo por un impuesto a las grandes fortunas.

La propuesta de Sí se puede contó con el visto bueno de todos los grupos, excepto el Popular, que se abstuvo. Aun así, Frías valoró la buena sintonía que existe en el Ayuntamiento en lo relativo a asuntos sociales, extremo que también fue destacado por el alcalde, José Manuel Bermúdez, tras ser aprobada la propuesta de la organización ecosocialista. Frías justificó la necesidad de programas como este en el hecho de que las administraciones públicas “no están para dar limosna, sino para garantizar los derechos de los ciudadanos, especialmente los más desfavorecidos”.


Comisión del agua
Por otra parte, todos los grupos del Ayuntamiento apoyaron una moción del concejal de Sí se puede Pedro Fernández Arcila en la que se proponía crear una “comisión del agua”, integrada por representantes de todos los grupos y por técnicos municipales, que analice la viabilidad jurídica y económica de recuperar para el Ayuntamiento el accionariado de la empresa de aguas del municipio, Emmasa. La propuesta es consecuencia del debate que tuvo lugar en la última Comisión de Control, en la que todos los grupos del Ayuntamiento coincidieron en la necesidad de remunicipalizar el servicio dada la negativa experiencia que ha supuesto el proceso de privatización.

Durante el debate de la moción, el concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, sugirió que el citado órgano tuviera carácter de subcomisión adscrita a la Comisión de Servicios Públicos, extremo que fue aceptado por Sí se puede. Asimismo, todos los grupos respaldaron la propuesta de Arcila de que los miembros de la citada subcomisión no reciban dietas ni indemnizaciones.

Dadas las consecuencias económicas que el retorno de Emmasa al ámbito público podría tener para el Ayuntamiento, Arcila indicó que será necesario que los técnicos municipales estudien concienzudamente todas las posibilidades, entre las que se incluyen exigir la ejecución de la sentencia que anulaba el proceso de adjudicación o bien resolver el contrato por incumplimiento de sus obligaciones por parte de los accionistas mayoritarios de Emmasa. Todos los grupos acordaron que el órgano aprobado deberá emitir en el menor plazo posible un informe sobre la opción más conveniente para los intereses municipales.