jueves, 12 de julio de 2012

El grupo de gobierno expresa su desconocimiento acerca de las afecciones que el Polvorín de Geneto tiene sobre el PGO, que se aprobará mañana


Arcila ve contradictorio que Urbanismo se comprometa a indagar sobre este asunto cuando el Plan ya haya recibido el visto bueno del pleno
El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, José Ángel Martín, reconoció hoy que el grupo de gobierno desconoce el grado de afección que la denominada “zona de seguridad próxima” del Polvorín de Geneto tiene sobre áreas urbanizables y urbanas del municipio y, por lo tanto, sobre el Plan General de Ordenación (PGO), que el Consejo Rector de Urbanismo aprobará mañana viernes.
Esta fue la respuesta de Martín a una pregunta que Asunción Frías, concejala de Sí se puede, presentó hoy ante la Comisión de Control del Ayuntamiento sobre las implicaciones que esta instalación militar tiene en su entorno. El responsable de Urbanismo manifestó su incapacidad para dar respuesta a dicha cuestión y se comprometió a aportarla en una próxima sesión, a pesar de que para entonces el PGO ya habrá pasado por el Consejo Rector y por el pleno.
En este sentido, Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en Santa Cruz, indicó esta mañana, durante la Comisión de Control, que resulta contradictorio que el responsable de Urbanismo se comprometa a indagar y dar respuestas sobre el asunto que se le planteó cuando el Plan de Ordenación ya haya recibido el visto bueno de la asamblea municipal.
La pregunta de Frías giraba en torno a la necesidad de saber qué sectores o ámbitos del municipio están afectados por esta zona en el actual PGO y en el que se encuentra en tramitación. En dicha zona está prohibido por ley construir viviendas y otras infraestructuras. La solicitud de comparecencia es consecuencia de una sentencia del Tribunal Supremo, del pasado 23 de mayo, en la que se desestima el recurso de una empresa promotora para ejecutar un conjunto residencial.

Ante la incertidumbre que esta “zona de seguridad próxima” –y de una “zona de seguridad lejana”, si la hubiera– puede generar tanto entre los vecinos como en el ámbito del planeamiento urbanístico, Sí se puede deseaba que el grupo de gobierno explicara qué acciones tiene previsto emprender para evitar situaciones como la que dio lugar a la citada sentencia, así como las medidas de seguridad previstas para los vecinos de El Sobradillo y de otros núcleos de población cercanos al Polvorín.