miércoles, 20 de junio de 2012

Sí se puede pregunta qué medidas se están tomando para garantizar la equidad y la higiene en los repartos gratuitos de comida en el municipio


Asunción Frías cree que no se están cumpliendo las normas establecidas en el reglamento municipal aprobado en 2011
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, preguntará en la próxima sesión plenaria de la corporación, que se celebrará el día 29, qué mecanismo de control y evaluación está siguiendo el consistorio para garantizar que la distribución gratuita de alimentos se está realizando de manera justa, coordinada y según lo establecido en el correspondiente reglamento municipal.

En los últimos meses se han multiplicado las iniciativas privadas para repartir comida gratuitamente entre la población más afectada por la crisis y, según Frías, esta distribución no siempre se ha hecho con las suficientes garantías de equidad, organización, higiene y respeto hacia las personas receptoras de la ayuda, a pesar de la existencia de un reglamento aprobado en el pleno en febrero de 2011 y que entró en vigor tras ser publicado en el Boletín Oficial de la Provincia el 16 de noviembre de ese mismo año.

La concejala solicita asimismo que se remita a todos los grupos políticos, antes del pleno, el listado de entidades y personas colaboradoras del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) para la distribución gratuita de alimentos, las fechas en que fueron inscritas en el correspondiente registro y una copia de las memorias explicativas de la actividad realizada por cada una de ellas durante 2011.

Sí se puede considera necesario controlar la eficacia de esta actividad, especialmente la de algunas ONG de nueva creación dedicadas específicamente a este tipo de asistencia como consecuencia de la agudización del empobrecimiento en Canarias y, en particular, en el municipio de Santa Cruz.

Este empobrecimiento, debido al aumento del desempleo y a los recortes en los sistemas de protección social provocados por la crisis capitalista y la incidencia de las políticas neoliberales promovidas por los gobiernos del PP, del PSOE y de CC, está ocasionando que muchas personas tengan dificultades para cubrir sus necesidades básicas al no poder costear con sus propios medios la alimentación, la vivienda u otros servicios esenciales para la supervivencia.

En relación con iniciativas como el reparto de alimentos, la organización ecosocialista considera que acciones como esta no son en absoluto suficientes para afrontar la crisis; por el contrario, han de reforzarse las políticas que garanticen los derechos sociales, como puede ser una renta básica de ciudadanía, y no seguir abundando en las medidas asistencialistas y clientelares.