sábado, 30 de junio de 2012

Dámaso Arteaga asegura a Arcila en el pleno que no se reducirá el servicio de recogida de basuras


El concejal de Sí se puede espera que el edil de Servicios Públicos cumpla con lo dicho ayer en la sesión plenaria, que se contradice con el anuncio que él mismo hizo días atrás en la prensa
El concejal de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Dámaso Arteaga, se comprometió ayer ante el edil de Sí se puede Pedro Fernández Arcila a no reducir el servicio de recogida de basuras en el municipio. Arcila preguntó en el pleno de ayer a Arteaga por qué no se  ha informado a la población, a los trabajadores y a la empresa concesionaria del recorte que piensa acometerse en el servicio, una medida que la organización considera de enorme gravedad.

Según publicó el pasado día 21 un periódico local, “Dámaso Arteaga reconoce que su Concejalía ya ha estado estudiando algunos posibles recortes en el servicio de limpieza por si Hacienda urge a que se lleven a cabo y comenta que el más probable es el de dejar de retirar los residuos de la calle a diario […]. Nos veríamos obligados a restar días a este servicio, por lo que en lugar de prestarlo durante siete a la semana, se haría durante cinco o seis, afectando a determinados lugares de la capital”.

Sin embargo, en el pleno de ayer el edil de Servicios Públicos afirmó que no va a haber ningún tipo de reducción y que solo se trató de una propuesta que ha sido desechada. Arcila espera que el concejal cumpla con lo dicho en la sesión de ayer y que se garantice la continuidad de este servicio, esencial para la ciudadanía.

Sí se puede recuerda que medidas de ahorro como las planteadas días atrás por Arteaga podrían en realidad aumentar los costes del servicio. Así lo han constatado algunos ayuntamientos del Estado, como el de Orense, cuyos técnicos determinaron que la reducción del servicio de recogida de residuos domiciliarios obligaría a incrementar el gasto de contenedores para su almacenamiento y a ampliar el horario de los trabajadores, dado que lo único que produce esta medida es  acumular el trabajo, pero no reducirlo.