jueves, 24 de mayo de 2012

Sí se puede pedirá el uso público del Centro Deportivo Militar de Paso Alto y recuperar otras zonas del litoral santacrucero


Consideran un anacronismo que espacios públicos sólo sean usados por determinados colectivos por su pertenencia a un determinado estamento funcionarial

El portavoz de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz, Pedro Fernández Arcila, ha presentado una moción por la que pedirá que la ciudadanía recupere para su uso diversos puntos del litoral chicharrero.

El edil ecosocialista recuerda que en el Ayuntamiento se han trasladado en varias ocasiones, durante el mandato actual, mociones y otras iniciativas relacionadas con el uso públicos del litoral, que a su entender demuestra que hay una clara preocupación por que se pueda cumplir lo que recoge la Ley de Costas. En este sentido recuerda que el deseo institucional se ha visto, sin embargo,  parcialmente malogrado por diversos motivos: por razones de fuerza mayor el Ayuntamiento se ha visto obligado a cerrar las playas de Igueste y de Las Gaviotas; por dificultades presupuestarias no ha sido posible iniciar las obras de la Playa de Valleseco o el Parque Marítimo de Añaza; por abandono  de los órganos competentes no se rehabilita el Balneario; por conflictos judiciales se mantuvo cerrado el Parque Marítimo; etc.
La propuesta de Sí se puede apuesta por recuperar varias zonas de baño de la costa de Santa Cruz de cara al verano como la antigua playa de Los Cañones, la zona de Ligrasa, Tahodio, Valleseco, El Balayo o el litoral de Añaza.

Con respecto al Club Deportivo Militar de Paso Alto el edil recuerda que el mismo se asienta sobre lo que fue la batería militar del mismo nombre y de la que tan sólo queda la zona comúnmente conocida como de “Los Cañones”. Este espacio es una zona de dominio público de titularidad del Estado, que no desarrolla ninguna función defensiva o de seguridad,  pero que es disfrutado,  en exclusiva,  por un número de ciudadanos en razón a su pertenencia personal o familiar a un determinado estamento de la función pública. “Esta situación es del todo anacrónica y priva, de manera incomprensible, al resto de los ciudadanos, aun cuando los gastos, en su mayor parte, sean sufragados  por los presupuestos públicos” asegura Arcila. El concejal propone que el Ayuntamiento “le proponga al Ministerio de Defensa un convenio de colaboración para permitir el acceso público y, a medio plazo,se plasme en el Plan General las vías más oportunas para transformar el uso permitido en la actualidad a un uso público de todos los ciudadanos”. 

En lo que respecta al Balneario Arcila indica que se trata de un espacio que actualmente presenta un importante deterioro, aunque dispone de piscinas, solárium, canchas de tenis y frontón, vestuarios, bar-restaurante y residencia. Esta infraestructura podría, según los ecosocialistas, ser recuperada fácilmente para su uso por el conjunto de los vecinos del municipio, buscando para ellos fórmulas que eviten que sea el Ayuntamiento el que asuma el coste de las mismas, buscando fórmulas de explotación adecuadas a este fin.

Para Pedro Fernández Arcila se necesita que el equipo de gobierno asuma la necesidad de buscar soluciones para conectar la costa y fomentar su uso público. “En nuestra moción planteamos toda una serie de propuestas que requieren una inversión muy reducida y que pondrían en uso varios puntos importantes de nuestro litoral, complementando lo que podemos disfrutar en espacios como Las Teresitas o el Parque Marítimo” apostilla.