domingo, 20 de mayo de 2012

Bolaños logra que el tagoror Centro-Ifara apoye dos reivindicaciones históricas de Barrio Nuevo


El vocal de Sí se puede reafirma su compromiso de llevar al órgano de participación los problemas de los colectivos más necesitados

Alberto Bolaños, vocal de Sí se puede en el tagoror Centro-Ifara, defendió el pasado jueves, en la última sesión de este órgano,  dos peticiones  largamente demandadas  por  los vecinos de Barrio Nuevo;  una sobre el acceso al barrio y otra sobre el saneamiento de una ladera de la montaña de Las Mesas, ante el grave riesgo de desprendimientos de piedras en el núcleo urbano de La Llavita, ambas fueron aprobadas.

Bolaños explica que “la única vía que tienen los peatones para  acceder  a los núcleos de Cueva Roja y La Llavita es por la carretera general,  lo que representa un evidente  peligro para la seguridad de las familias que viven en esos  enclaves. Con la propuesta de Sí se puede hemos conseguido un acceso peatonal con Salamanca Alta, que eliminará el riesgo inherente a caminar por una carretera general sin acera ni arcén”.

El vocal ecosocialista ha querido expresar su satisfacción por el logro vecinal  pero recuerda que “ahora queda plasmar este acuerdo en el Plan General” si bien avanza “que por las conversaciones mantenidas con el concejal de Urbanismo este se ha mostrado favorable a esta solución”.  

La segunda propuesta se refiere a las condiciones de inseguridad de una ladera en la Montaña de Las Mesas, un problema que ha tenido en vilo a un centenar de vecinos durante muchos años por el riesgo de caída de  piedras en sus viviendas. La propuesta estuvo acompañada por un informe de un técnico en la materia que identificaba las piedras con mayor riesgo. “Con este acuerdo del tagoror se  obliga al Ayuntamiento a adoptar de manera inmediata acciones que eliminen estos riesgos” ha añadido Bolaños. 
El portavoz ha finalizado señalando que, “estoy convencido que el papel de una organización transformadora como Sí se puede es llevar  la voz a las instituciones  a los que no han tenido voz, por eso reafirmo mi compromiso de trasladar al tagoror del Centro-Ifara las propuestas de las personas, colectivos y barrios que durante décadas no han visto reflejadas sus peticiones en este órgano de participación ciudadana”