martes, 3 de abril de 2012

Pedro Arcila proponen la mediación del Ministerio de Cultura para "salvar" el Viera y Clavijo

Vía: eldia.es
Pedro Arcila, en defensa del Teatro Atlante. La Orotava, 2005
Pedro Arcila cree que el "ninguneo" del Gobierno regional respecto a las peticiones del consistorio y de la Plataforma ciudadana para cumplir el convenio se perpetuará por falta de dinero. Por eso, plantea que, como ocurrió con el Movimiento Atlante, se intente que el Ministerio actúe ante los riesgos de pérdida de patrimonio.

Ante la indignación de algunos de los miembros de la Plataforma Pro Parques de Tenerife, el gobierno santacrucero (CC-PSOE) rechazó el pasado viernes una moción del PP que exigía el cumplimiento del acuerdo plenario sobre la rehabilitación del parque Viera y Clavijo, dada la inacción regional. El equipo gobernante esgrimió que, en enero pasado, ya se había aprobado una moción en este sentido, por lo que cree muy precipitado volver sobre los mismos pasos y prefiere agotar el plazo máximo de un año para cumplir el convenio firmado entre la corporación local y el Gobierno regional en 2006.

No obstante, el debate suscitado en este punto del último pleno deparó una novedad en forma de propuesta del portavoz de Sí Se Puede, Pedro Arcila. En calidad de abogado del orotavense Movimiento Atlante, el concejal ecosocialista recordó uno de los pasos de esa entidad villera en su lucha por recuperar el teatro o, por lo menos, el espacio del derribado "Cine de Abajo" de La Orotava: dirigirse al Ministerio de Cultura para que intervenga ante la pasividad de la Comunidad Autónoma.

De esta forma, Arcila plantea una alternativa que, a su juicio, podría evitar el paso del tiempo y que el Viera y Clavijo corra el riesgo de una degradación paulatina que haga peligrar sus valores patrimoniales, toda vez que se trata de un Bien de Interés Cultural. El edil teme que el "ninguneo" que aprecia por parte de la Consejería de Cultura del Gobierno de Canarias, que es la que tiene ahora las competencias en el interior del recinto y del edificio, así como de otras administraciones, siga perpetuándose en el futuro ante la impotencia del ayuntamiento, el gobierno local y entidades como la citada plataforma.

Por eso, y ante los antecedentes que existen de intervención estatal por casos de pérdida patrimonial evidente, cree que lo más prágmático, eficaz y fulminante que se puede hacer es dirigirse al Ministerio y pedirle que medie ante la creciente degradación del inmueble y algunos de sus valores de su entorno, como las esculturas "La mujer botella", de Joan Miró, y "El devorador de pájaros", del artista belga Christian Silvain.

Para Arcila, insistirle al gobierno local, "cuando no tiene competencias por el contenido del convenio", solo supone aumentar el "papelón que se está comiendo la edil de Cultura. Estamos ante un expolio patrimonial y habría que recurrir a Madrid", insistió.

Ante el rechazo a la moción del edil del PP José Carlos Acha, la recomendación alternativa de Arcila quedó un poco en un segundo plano. Sin embargo, la mayoría de grupos la concibieron como una buena posibilidad que se debe explorar.

Sobre esas dos obras artísticas, la concejal del área, la socialista Clara Segura, y el de Obras y Servicios, Dámaso Arteaga (CC), indicaron que se busca dinero para su restauración, posiblemente con un traslado previo a otra zona. Eso sí, se matizó que no resulta fácil y se anunció que la del célebre artista catalán requiere de unos 10.000 euros, mientras que la de Silvain, unos 3.000. Los dos ediles del gobierno justificaron el rechazo de la propuesta del PP porque, según subrayaron, "no se ha incumplido ningún acuerdo sobre la rehabilitación", al tiempo que, sin lograr mucha aceptación en esto, pidieron al resto de grupos más paciencia para apreciar avances en las negociaciones.
Acha, por su parte, se mostró muy crítico con el paso del tiempo sin aplicarse soluciones ni mejoras, "más que el pintado exterior del muro".

Por eso, no entiende que se rechazara la iniciativa de su grupo, que solicitaba que, en un plazo máximo de una semana, se convocara el grupo de seguimiento del acuerdo plenario para conocer la situación real de la reforma. Además, se proponía realizar una visita a todo el parque; convocar una reunión en 15 días entre todos los grupos, la plataforma y la consejera regional, así como restaurar de forma inmediata las dos esculturas.