miércoles, 21 de marzo de 2012

Sí se puede reclamará la gestión pública de Emmasa

Arcila justifica esta petición por los sucesivos incumplimientos de Sacyr Vallehermoso
La organización ecosocialista presentará una moción al Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz para remunicipalizar la empresa que gestiona el agua en Santa Cruz y que en el año 2005 se transformó en empresa de capital mayoritariamente privado.

Los representantes de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz consideran que es preciso recuperar la gestión pública de la empresa, a la vista de la nefasta gestión que se viene realizando desde que se transformó en empresa privada, así como el claro incumplimiento de los compromisos con esta ciudad. En este sentido su portavoz, Pedro Fernández Arcila, ha recordado que, tal y como se hicieron eco en los medios de comunicación, el grupo de gobierno ha presentado un escrito a la Empresa Mixta de Aguas de Santa Cruz de Tenerife para que esta cumpla con lo acordado en la concesión del contrato, hace siete años, que hablaba de invertir un montante de 45 millones de euros en diferentes actuaciones para la capital y que esto aún no se ha llevado a cabo.

Arcila considera claramente insuficiente esta iniciativa del grupo de gobierno afirmando “es un auténtico paripé que, después de 6 años saltándose a la torera los compromisos escritos, el grupo de gobierno se limite a mandarle una carta a Sacyr Vallehermoso”. Para el edil de izquierdas es indispensable actuar cuanto antes y de manera contundente sobre todo ante los mensajes que están lanzando los gestores privados de EMMASA que comienzan a hablar de pérdidas anuales del orden de 2 millones de euros. El concejal de Sí se puede considera que “es evidente que existe un intento de descapitalizar la empresa derivando a otras empresas del grupo de Sacyr Vallehermoso los beneficios obtenidos, lo que supondrá que, en pocos años, el servicio será aún más deficitario que el prestado en la actualidad”. En su escrito, Arcila hace un llamamiento al grupo de gobierno para que reaccione y recupere la gestión pública del agua, y, de esta manera, volver a la empresa que fue modélica tanto en el servicio prestado como en el control económico.

Igualmente desde Sí se puede destacan el incumplimiento de los compromisos ambientales de esta empresa, que vierte directamente al litoral más de 20.000 m3 de agua sin depurar o olores que provoca la actividad de la estación depuradora de Buenos Aires. Los ecosocialistas han denunciado en varias ocasiones que Emmasa no ha invertido en ningún sistema completo de desodorización, una cuestión que afecta a los vecinos de los barrios cercanos a la estación como Chamberí y Buenos Aires, además de a los trabajadores de los polígonos situados en las inmediaciones.