jueves, 15 de marzo de 2012

Sí se puede comenzó las asambleas vecinales sobre el plan de transporte público en Anaga

La primera de estas reuniones tuvo lugar en Taganana con una importante participación vecinal

Los concejales de Sí se puede en Santa Cruz han comenzado la ronda de asambleas vecinales en los pueblos y caseríos de Anaga en relación con su anunciada propuesta de transporte público para el Parque Rural. La primera de dichas reuniones tuvo lugar el pasado viernes en el Centro Cultural de Taganana y en la misma participaron 37 personas del pueblo convocadas por la Asociación de Vecinos "La Voz del Valle", además de un técnico especializado en transporte y de los ediles Pedro Fernández Arcila y Asunción Frías.

La propuesta de Sí se puede, que incluye una línea de circunvalación que conecte los distintos caseríos y pueblos, además de un expreso que una Santa Cruz y La Laguna por la dorsal fue muy bien acogida por los vecinos. Mientras el especialista en transporte y gran conocedor de TITSA insistió en que manteniendo el mismo número de guaguas era viable mejorar las rutas, los numerosos participantes realizaron varias aportaciones relacionadas con la seguridad de los vehículos, los horarios y la accesibilidad. Del mismo modo, insistieron en la necesidad de que el transporte continuara siendo interurbano y se negaron de pleno al posible transbordo en San Andrés. Así, según Luján Gozález, presidente de la asociación vecinal "nos gustaría que se ampliara la frecuencia de las líneas pero, por lo menos, que no nos quiten lo que ya tenemos". En ese sentido, los presentes no vieron con buenos ojos la propuesta municipal sobre el taxi compartido, a no ser en el sentido que lo contempla Sí se puede como complementario y nunca sustitutivo de la guagua.

Según Arcila "la asamblea de Taganana fue muy participativa y enriquecedora, no sólo por el significativo número de asistentes sino por la calidad de las propuestas realizadas por los vecinos que transmitieron múltiples necesidades y posibles soluciones al abandono al que están sometidos". Además del asunto del transporte, los residentes transmitieron a los concejales de Sí se puede otras demandas, en su mayoría vinculadas con el cobro de tasas por las fiestas y con las obras que se han venido realizando en el pueblo durante los últimos años.

En particular, los vecinos de La Fajaneta se encuentran entre los más perjudicados, al continuar sin marquesina en la parada de la guagua, además de tener que transitar cada día por una rampa de difícil acceso, cuya pendiente fue aumentada considerablemente tras el alcantarillado, con la consecuente dificultad para quienes viven allí. Los ediles de Sí se puede se quedaron especialmente preocupados por esta situación y ya se lo transmitieron al Concejal del Distrito de Anaga, Fernando Ballesteros, porque, según Pedro Arcila "el Ayuntamiento tiene que dar prioridad a este problema, dado que la mayoría de las personas que viven en La Fajaneta son mayores que apenas pueden salir de su casa sin poner en peligro su salud".

La próxima semana, Sí se puede continuará con la celebración de asambleas participativas para seguir enriqueciendo el plan de transporte público en Anaga y atender a otras demandas vecinales. Concretamente, el miércoles a las ocho de la tarde tendrá lugar una reunión en El Suculum y en los días siguientes otra en Igueste de San Andrés. Tambíén, los concejales tienen previsto convocar asambleas las semanas posteriores en Almáciga y en los caseríos de la cumbre.

De este modo, con la participación ciudadana, Sí se puede está mejorando una propuesta de moción que espera poder presentar en abril, y que tendrá como ejes básicos mejorar la comunicación viaria de los vecinos y ofertar a los visitantes un sistema de transporte público eficaz “para que la visita de los turistas al Parque Rural de Anaga pueda realizarse de manera cómoda y sin que el aumento de los visitantes suponga un incremento del vehículo privado, aspecto al que todos debemos ser especialmente cuidadosos en los espacios naturales protegidos” afirmó Arcila.