martes, 21 de febrero de 2012

Sí se puede pide la eliminación de la UNIPOL




Pedro Arcila, concejal de Sí se puede, propondrá en el pleno de S/C la eliminación de Unipol por entender que no se justifica su existencia, aparte de suponer un mayor gasto para el municipio porque los miembros de esta unidad cobran más que el resto de agentes.

La creación en el año de 2004 de la UNIPOL fue una más de las decisiones erróneas que adoptó el anterior equipo municipal y responde a la emulación de modelos de policía que se basan en diseñar cuerpos de élite alejados de la población y que, por ejemplo, conceptualizan los barrios donde residen las familias con rentas más bajas como zonas de conflicto en la que debe incidirse con técnicas intimidatorias. La imagen más expresiva de lo que afirmamos es el inicial logo identificativo de esta unidad especial (el perfil de la cabeza de un perro enseñando los colmillos), los videos oficiales que publicitaron la UNIPOL o los encargos para la formación que el Ayuntamiento realizó a empresas cuyos directivos no tenían ningún recato en afirmar su ideología totalitaria.

MOCIÓN PARA LA ELIMINACIÓN DE LA UNIDAD DE INTERVENCIÓN DE LA POLICIA LOCAL (UNIPOL)

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

La policía local tiene unas concretas funciones que, fundamentalmente, le han sido asignadas por la Ley Orgánica de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, por el RD Legislativo 781/1986, y en Canarias por la Ley 6/2007 de Coordinación de las Policías Locales de Canarias.

En nuestro municipio, al igual que el resto de los municipios del Estado, estas funciones pueden ser desempeñadas por las unidades operativas sin necesidad de unidades de intervención especial de las características de la UNIPOL. De hecho las funciones de seguridad vial, protección de las autoridades, policía administrativa, vigilancia de espacios públicos, etc. se vienen realizando diariamente  en Santa Cruz de Tenerife por las distintas unidades operativas ya existentes con las únicas dificultades que se derivan de la falta de medios personales, de los que la propuesta de moción trata también de solventar.

Las memorias de resumen de la UNIPOL de los años 2009, 2010 y 2011 acreditan lo que estamos afirmando y así puede afirmarse que el 100% de las actuaciones contabilizadas por la UNIPOL pueden ser desempeñadas por las distintas unidades operativas, incluso con una mayor efectividad si, como señalamos, los efectivos que se han desviado para esa unidad especial engrosaran las labores cotidianas que realizan las unidades operativas.

Las únicas tareas que se le asignan a la UNIPOL distintas a las unidades operativas tienen que ver con las charlas impartidas en institutos o centros educativos sobre para la prevención de las drogodependencias o encuentros con los escolares en los que se exhiben sus capacidades para reprimir violentamente infracciones o delitos. No creemos que sea necesario insistir en que debe estar absolutamente prohibido un enfoque policial para abordar constructivamente la problemática de las drogas en nuestra sociedad, de la misma manera que realizar exhibiciones a los menores centrado en actos de violencia es contrario a los más elementales principios pedagógicos, razones por las que deben ser eliminadas las únicas tareas que distinguen a las que desempeñan las unidades operativas.

Por el contrario otras tareas que se le asignan a la UNIPOL tales como el control de las infracciones urbanísticas o medio ambientales o velar por el patrimonio natural han sido descuidadas por los responsables de esta unidad siendo funciones que vienen desarrollando eficazmente los policías locales no adscritos a esa unidad especial, lo que resulta otro argumento que apoya lo justificado de esta moción.

A estas razones debe añadirse que la creación y mantenimiento de esta unidad ha supuesto un desigual reparto de los fondos públicos que ha afectado a la formación, preparación de los policías de las unidades operativas y a mayores dotaciones de esta plantilla pero  también al mantenimiento de vehículos y dotación de vestuario de estas unidades.

Desde nuestro punto de vista la creación en el año de 2004 de la UNIPOL fue una más de las decisiones erróneas que adoptó el anterior equipo municipal y responde a la emulación de modelos de policía que se basan en diseñar cuerpos de élite alejados de la población y que, por ejemplo, conceptualizan  los barrios donde residen las familias con rentas más bajas como zonas de conflicto en la que debe incidirse con técnicas intimidatorias. La imagen más expresiva de lo que afirmamos es el inicial logo identificativo de esta unidad especial (el perfil de la cabeza de un perro enseñando los colmillos), los videos oficiales que publicitaron la UNIPOL o  los encargos para la formación que el Ayuntamiento realizó a empresas cuyos directivos no tenían ningún recato en afirmar su ideología totalitaria. Y para muestra las declaraciones de uno de ellos que en una frase sintetizaba su manifiesto desprecio a la democracia  afirmando “laicismo a ultranza, educación para la ciudadanía, intento de anulación de la religión imperante, auge de las religiones foráneas, y un largo etcétera, todo ello auspiciado desde determinados sectores, están provocando una sensación, en una parte muy importante de la población ampliamente mayoritaria, de inseguridad moral”.

Nosotros consideramos que este modelo es contrario a las funciones que le corresponde desempeñar a la policía local,  que debe centrar sus esfuerzos en desarrollar estrategias de cercanía a la población, de intermediación con otros departamentos municipales sobre todo en aquellas zonas del municipio con mayores dificultades económicas, expresando en sus actuaciones su compromiso con las reglas democráticas y de respeto a los derechos de los vecinos, ampliando de manera efectiva nuevas demandas sociales como las de protección natural o urbanística o la protección frente al maltrato, y, en el caso de nuestro municipio, incrementando la presencia de este modelo mediante el trasvase a las unidades operativas de los efectivos que en la actualidad se encuentra en esta unidad especial

Por todo lo expuesto, el concejal de Alternativa Sí se puede por Tenerife, perteneciente al Grupo Mixto de este Ayuntamiento, eleva a la consideración del Pleno de la Corporación Municipal la adopción del siguiente


ACUERDO:

Eliminación de la Unidad de Intervención de la Policía Local (UNIPOL) integrando a todos los miembros de la citada unidad en las unidades operativas ordinarias existentes en la actualidad.


En Santa Cruz de Tenerife, a 17 de febrero de 2012



Fdo. Pedro Fernández Arcila