martes, 28 de febrero de 2012

Sí se puede pide la comparecencia de Mena ante la poca transparencia de las cuentas de Viviendas Municipales


Arcila vincula la ocultación de información con el ERE que afecta a la Sociedad Municipal

El concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento capitalino, Pedro Fernández Arcila, anuncia que tras “la vaga contestación” ofrecida por la concejala de Vivienda del Ayuntamiento de Santa Cruz, Ángela Mena Muñoz, ante una pregunta que formuló su grupo en el último Pleno, han decidido solicitar su comparecencia ante la Comisión de Control que se celebrará el próximo jueves.

La pregunta de Sí se puede pretendía conocer los ingresos obtenidos por la Sociedad Municipal de Viviendas por la gestión del parque vivienda del Ayuntamiento y los beneficios derivados de la permuta del solar del Parque Tecnológico. Para los ecosocialistas la respuesta de la concejala fue “absolutamente vacía de contenido y un intento más de ocultar unos datos que deberían ser públicos”.

Este jueves el edil de Sí se puede espera conocer un poco más sobre la gestión que se está llevando a cabo en el área. Arcila asegura que hasta el momento sabemos que en los últimos años, a través de la gestión del parque de viviendas municipales se han logrado unos beneficios de más de 1.700.000 euros. El concejal además señala que la permuta del solar del Parque Tecnológico también ha generado unos importantes beneficios, algo que, en su opinión, se contradice claramente con lo expresado por Ángela Mena en diversos medios de comunicación sobre las pérdidas que se están dando en la sociedad desde 2007. Igualmente en Sí se puede insisten en que el Ayuntamiento no abona desde hace años las cantidades que le corresponden en concepto de alquiler de las viviendas municipales, una cantidad que podría superar los 1.800.000 euros.   

“Tenemos la sensación, de que la evidente ocultación de los datos, sobre los beneficios que ha obtenido Viviendas Municipales con estas actuaciones, sólo responde al intento de que el ERE que afecta a parte de sus trabajadores parezca justificado” explica Arcila.