miércoles, 22 de febrero de 2012

Sí se puede pedirá este viernes la disolución de la UNIPOL en el Pleno municipal

La organización de izquierdas defiende una policía más cercana al ciudadano y no destinada a ejercer la violencia

El portavoz de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz, Pedro Fernández Arcila, defenderá en el próximo Pleno una moción en la que se solicitará que la Unidad de Intervención Policial del Ayuntamiento capitalino, la UNIPOL, sea disuelta.

La propuesta de los ecosocialistas recoge que las funciones de la UNIPOL en Santa Cruz, al igual que el resto de los municipios del Estado, pueden ser desempeñadas por otras unidades operativas, sin necesidad de unidades de intervención especial. De hecho las funciones de seguridad vial, protección de las autoridades, policía administrativa, vigilancia de espacios públicos, etc. se vienen realizando diariamente por las distintos departamentos operativos ya existentes con las únicas dificultades que se derivan de la falta de medios personales, de los que la propuesta de moción trata también de solventar.

Arcila asegura que los resúmenes de las memorias de la UNIPOL de los años 2009, 2010 y 2011 “acreditan lo que estamos afirmando y así puede afirmarse que el 100% de las actuaciones contabilizadas por la UNIPOL pueden ser desempeñadas por las distintas unidades operativas, incluso con una mayor efectividad si, como señalamos, los efectivos que se han desviado para esa unidad especial engrosaran las labores cotidianas que realizan las unidades operativas”.

El edil ecosocialista afirma en su moción que las únicas tareas que se le asignan a la UNIPOL distintas a las unidades operativas tienen que ver con las charlas impartidas en institutos o centros educativos para la prevención de las drogodependencias o encuentros con los escolares “en los que se exhiben sus capacidades para reprimir violentamente infracciones o delitos”. En Sí se puede explican que “está absolutamente prohibido un enfoque policial para abordar constructivamente la drogadicción en nuestra sociedad, de la misma manera que realizar exhibiciones a los menores centrado en actos de violencia es contrario a los más elementales principios pedagógicos, razones por las que deben ser eliminadas las únicas tareas que distinguen a las que desempeñan las unidades operativas”.

La moción de Sí se puede explica igualmente que las tareas que se le asignan a la UNIPOL, tales como el control de las infracciones urbanísticas o medio ambientales o velar por el patrimonio natural, “han sido descuidadas por los responsables de esta unidad, siendo funciones que vienen desarrollando eficazmente los policías locales no adscritos a esa unidad especial,” lo que resulta otro argumento que justifica esta moción.

El concejal considera que la creación de la UNIPOL fue “una más de las decisiones erróneas que adoptó el anterior equipo municipal y responde a la emulación de modelos de policía que se basan en diseñar cuerpos de élite alejados de la población y que, por ejemplo, conceptualizan los barrios donde residen las familias con rentas más bajas como zonas de conflicto en la que debe incidirse con técnicas intimidatorias”.


Por los motivos anteriormente reseñados Arcila solicitará la eliminación de la UNIPOL, integrando a todos los miembros de la citada unidad en las unidades operativas ordinarias existentes en la actualidad. El concejal apuesta por facilitar la existencia de una policía local con mayores recursos humanos, más cercana con el ciudadano y sus problemas, dedicada a resolver conflictos y no a utilizar la violencia contra los vecinos. Esta propuesta de Sí se puede tendrá además un efecto en las arcas municipales, ya que supondrá el ahorro en los complementos y pluses salariales que actualmente se les paga a los integrantes de esa unidad policial.