jueves, 16 de febrero de 2012

Sí se puede exige un Plan de Calidad del Aire para Santa Cruz


Los ecosocialistas reclaman un  control más estricto en materia de contaminación

Pedro Fernández Arcila y Asunción Frías, ediles de Sí se puede en el Ayuntamiento capitalino, han reclamado al grupo de gobierno de Santa Cruz que tome un papel más activo en el control de la contaminación de la ciudad, dado que este asunto es una de la cuestiones que más preocupan a los vecinos. En este sentido  demandan que se inicien los trámites para la elaboración de un Plan de Calidad del Aire, tal y como se comprometió el teniente Alcalde en la última comisión  de control, a raíz de la intervención de los concejales ecosocialistas.

Por otro lado, la formación de izquierdas ha denunciado las pocas estaciones medidoras  existentes en la  capital además de “la precariedad con que desarrollan su función  tal y como advierte el propio  Gobierno de Canarias,  dado que muchas sustancias o partículas que ocasionan riesgo para la salud no son medidas por estas estaciones”.

Desde Sí se puede reclaman un control más estricto de contaminantes como el benceno, un producto altamente cancerígeno y que no se está midiendo en la actualidad, “a pesar que informe del ITER alertaron sobre la presencia de este contaminante en la ciudad, producido, en su mayor parte,  por la refinería de Santa Cruz”.

Arcila y Frías han señalado que con el plan de calidad del aire que elabore para Santa Cruz se integren los tan cacareados criterios de fiscalidad verde, a los que formalmente el gobierno local se ha mostrado muy favorable, pero sin que hasta la fecha se haya aportado ninguna idea concreta.

Los concejales de Sí se puede piden finalmente que  el servicio público de control de la contaminación y de mejora de la calidad del aire del municipio no debe suponer un nuevo coste para los ciudadanos sino que “debe ser sufragado por aquellas industrias y actividades que ocasionan estos daños ambientales”.