lunes, 27 de febrero de 2012

Pecan en Santa Cruz

Pedro F. Arcila, concejal de Sí se puede en Santa Cruz
El Plan Energético de Canarias, más conocido como Pecan, acaba de cerrar el plazo de exposición pública. Desgraciadamente este periodo de participación pública ha pasado sin pena ni gloria para el grupo de gobierno de Santa Cruz de Tenerife. Una lástima porque hubiera sido una buena oportunidad para dejar señalado el camino iniciado por el pleno cuando se aprobó por unanimidad la propuesta de Sí se puede de elaborar una Estrategia para el Fomento de las Energías Renovables y de la Eficiencia Energética. Hubiera sido deseable que este compromiso político se hubiera trasladado al Pecan y todos nos hubiéramos felicitado si el Alcalde hubiera dejado claro el papel que está dispuesto a representar nuestro municipio, tal y como se expresó en aquella moción que apoyaron todas las fuerzas políticas. Aprovecho esta ausencia para recordarle al Alcalde que la participación activa en materia de energías renovables por parte del Ayuntamiento de Santa Cruz hubiera supuesto un espaldarazo a estos nuevos desafíos a los que se enfrenta nuestras islas y hubiera abierto un debate de enorme calado sobre el papel que deben jugar los ayuntamientos en facilitar estos nuevos espacios para la soberanía energética. Algunas instituciones locales como el Hierro o la comarca del Sureste en Gran Canaria, más pequeñas en habitantes pero con una mayor visión política, han abierto un camino en esta materia y los resultados de esos años de experiencia deberían ilusionar al Alcalde de Santa Cruz para liderar cambios en el ámbito local hacia modelos energéticos más eficientes y sostenibles. 

Nuestra ciudad, por su dimensión, número de habitantes, y por formar parte de la principal área metropolitana de Canarias, tiene una gran capacidad para influir en los cambios necesarios en nuestra tierra. Este potencial se deriva no sólo por contar con una escala más manejable de población frente a las dificultades que tiene el Gobierno de Canarias, afectado desde hace años por una irrecuperable elefantiasis administrativa, sino también por ser sede administrativa de los poderes públicos canarios e insulares, lo que, por razón de esta cercanía, propicia una mayor influencia política. 

Esta capacidad de liderazgo nos lo ofrece también el futuro parque tecnológico que es una oportunidad única para residenciar en nuestro municipio tanto el binomio desarrollo tecnológico y energías renovables como el trinomio entidades públicas, universidad y empresas. 

A esta imaginaria agenda municipal se le dona un proyecto para la instalación de una central hidroeólica en la actual presa de Los Campitos. Este proyecto, promovido por Si se puede desde hace más de cinco años y avalado por técnicos especialistas en la materia, produciría más de un tercio de la energía que actualmente se consume en Santa Cruz, ahorrándonos en dinero y en cambio climático más de 13.000 toneladas de combustibles al año.

Ideas, oportunidades, sol y viento se ponen al servicio del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, sólo falta que alguien ilumine al Alcalde sobre el camino que debería seguir.

Pedro Fdez. Arcila, concejal de Alternativa Si se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife