jueves, 9 de febrero de 2012

Sí se puede se indigna ante la respuesta de Julio Pérez sobre el homenaje a Domingo López Torres

El teniente de alcalde da por homenajeado a Domingo López Torres con una vereda escondida entre la maleza


Los miembros del Comité Local de Santa Cruz de Alternativa Sí se puede se sienten muy molestos ante la respuesta de Julio Pérez a la petición de reconocimiento a Domingo López Torres, realizada por Pedro Fernández Arcila. El concejal ecosocialista pidió la semana pasada que el intelectural surrealista santacrucero, el más joven poeta de la generación del 27, fuera reconocido como se merece en la ciudad en la que nació.
Ante la solicitud de Sí se puede, Julio Pérez respondió que "puede que para algunos sea poco pero es cierto que ya existe un homenaje a su figura", un pequeño camino en el Parque García Sanabria que tiene el nombre del poeta republicano. La concejala de Sí se puede en Santa Cruz y miembro del Consejo Rector del Organismo Autónomo de Cultura, Asunción Frías, le da la razón al teniente de alcalde en ese aspecto: "efectivamente, nos parece que una vereda escondida entre la maleza del parque no está a la altura de lo que se merece una de las más grandes figuras de nuestra historia. Lo triste es que para alguien como Julio Pérez, que se autodenomina socialista, baste con eso. No podemos permitir que menosprecie así a alguien de la talla intelectual y ética de Domingo López Torres, un compatriota que entregó su vida en la lucha por la democracia y la república".
Domingo López Torres fue un poeta, ensayista surrealista y revolucionario nacido en Santa Cruz el 15 de mayo de 1907. Fue síndico y concejal en el ayuntamiento capitalino durante el periodo republicano. Lo mataron el poder fascita cuando tenía 29 años, en febrero de 1937, sacado del campo de concentración de Fyffes y arrojado al mar enfundado en un saco. Su poesía es inseparable de sus textos de ensayo, de sus escritos políticos y de su actividad militante. Dice el profesor Nilo Palenzuela que su desaparición fue doble: “sellada en 1937 por el asesinato y, durante la dictadura franquista, por el silencio”.
Los concejales de Sí se puede en Santa Cruz consideran que esta ciudad "está en deuda con Domingo López Torres y aunque valoramos profundamente el reciente estreno del documental Los mares petrificados de Miguel Morales, aún queda mucho por hacer para recuperar su memoria". Por ello, Sí se puede está promoviendo una moción institucional, para la que piden el apoyo de todos los grupos políticos, en la que solicitan que se le ponga su nombre a la plaza que se encuentra en la confluencia de la calle Ángel Guimerá (donde nació el poeta) y la calle Barranquillo.