miércoles, 28 de diciembre de 2011

Sí se puede visita El Sobradillo y recoge las demandas de los vecinos para la mejora del pueblo


Arcila y Frías explican a la plataforma contra las antenas de telefonía móvil el estado en que se halla el trámite para una nueva ordenanza
Aguas negras filtradas en la calle del Escobón.
Los concejales de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Fernández Arcila y Asunción Frías, visitaron ayer el pueblo de El Sobradillo para recoger de primera mano las demandas de los vecinos para la mejora del barrio. Durante la visita, los ediles se reunieron con representantes de la Plataforma de Afectados por las Antenas de Telefonía Móvil de El Sobradillo y con el presidente de la asociación de vecinos Siete Islas, Moisés Barreto.

Los dos ediles estuvieron acompañados durante la visita por el vocal de Sí se puede para el tagoror del Distrito Suroeste, Roberto Abdullah; el coordinador de tagorores de la organización, Juan Daniel Marrero; y otros miembros del Comité Local de Santa Cruz.

La plataforma contra las antenas informó a Sí se puede de que ya cuenta con un aparato para la medición de las radiaciones que emiten estos elementos, cuya retirada viene exigiendo el colectivo desde hace años. Por su parte, Arcila y Frías detallaron el estado en que se halla el trámite para la aprobación de una nueva ordenanza municipal que regulará la instalación de antenas.

La citada ordenanza, que fue redactada y presentada al Ayuntamiento por la propia plataforma, tiene en consideración las Resoluciones Europeas de 2 de abril de 2009, sobre la salud relacionadas con los campos electromagnéticos, y la de 4 de septiembre de 2008, sobre la revisión intermedia del Plan de Acción Europeo sobre Medio Ambiente y Salud 2004-2010, en aplicación del principio jurídico de precaución.

Arcila y Frías pedirán al Ayuntamiento que actúe urgentemente para solucionar algunos problemas detectados en el pueblo, especialmente las graves deficiencias que presenta el sistema de alcantarillado en la calle del Escobón, donde las aguas negras se desbordan constantemente, con el consiguiente perjuicio para el bienestar y la salud de los vecinos.

Además, Arcila y Frías conocieron de primera mano el problema que sufre una familia de Las Machas que vive con un hijo discapacitado y cuya vivienda, construida a ras de suelo, está actualmente por debajo del nivel de calle tras una obra realizada en la vía, lo que les ha ocasionado problemas de impermeabilización.

Por último, los representantes de Sí se puede escucharon las demandas de los vecinos en relación con la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) y la vía exterior, dos proyectos a los que la organización ecosocialista se opone, en consonancia con el sentir general del pueblo de El Sobradillo.