lunes, 26 de diciembre de 2011

Sí se puede comprueba in situ el abandono que sufre la parte baja del pueblo de El Tablero


Los vecinos denuncian la inexistencia de locales sociales y las deficiencias en parques, alcantarillado, aceras y vías públicas

Miembros del Comité Local de Sí se puede en Santa Cruz de Tenerife comprobaron in situ el pasado viernes las graves deficiencias que presenta la parte baja del pueblo de El Tablero, que van desde la inexistencia de locales sociales hasta problemas con el alcantarillado y abandono de los parques públicos.

Los concejales de Sí se puede en Santa Cruz, Pedro Fernández Arcila y Asunción Frías; los vocales de la organización en los tagorores del Suroeste y de Ofra-Costa Sur, Roberto Abdullah y María José Delgado, respectivamente; y el coordinador de tagorores, Juan Daniel Marrero, recorrieron en la tarde del pasado viernes las zonas de La Vera y la urbanización El Fraile, entre otras, donde recogieron las demandas de los vecinos, que les expresaron su malestar por el olvido que sufren por parte del Ayuntamiento.

La principal queja de los ciudadanos es la inexistencia de locales sociales y el abandono que sufren las calles, que presentan un estado de suciedad al que se suma la escasez de contenedores de basura. Además, las calles Chirimoya y Albahaca carecen de alcantarillado, y en esta última vía siguen a la espera de que el Ayuntamiento repare un muro y la propia calzada, que quedaron seriamente dañados tras unas lluvias caídas hace ya un año. Roberto Abdullah señala que estos desperfectos suponen un peligro para los viandantes y que el derrumbe definitivo de la vía podría dejar a los vecinos incomunicados.

Otras demandas de los vecinos de la parte baja de El Tablero son el asfaltado de la calle Martagón y la rehabilitación del parque de El Fraile, que ofrece un lamentable estado de abandono. Además, la zona de la carretera general de El Tablero también presenta deficiencias en el alcantarillado y las aceras.

El recorrido de los miembros del Comité Local de Sí se puede en Santa Cruz concluyó con una visita al local de la murga Los Caraduras, de El Tablero.