martes, 8 de noviembre de 2011

Sí se puede exige una solución para los problemas en la red de aguas de las instalaciones del campo de fútbol de Añaza, que provocan malos olores


El vocal del tagoror del Suroeste, Roberto Abdullah, afirma que los servicios públicos esenciales no se cumplen en el distrito por el abandono al que lo tiene sometido el grupo de gobierno

Sí se puede reclama al grupo de gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife que aborde de una vez los graves problemas que presenta la red de aguas de las instalaciones del campo de fútbol de Añaza. Las deficiencias, que vienen siendo denunciadas por los vecinos y por los usuarios de las instalaciones desde hace meses, se producen tanto en el propio campo de fútbol como en el edificio de los vestuarios y en el bar.

Los problemas en la red se traducen en importantes pérdidas de agua tanto en el terreno de juego como en una bomba de agua situada en el edificio. Además, los malos olores se hacen insoportables en toda la zona, especialmente en el bar, que se ha convertido en un espacio inhabitable.

El vocal de Sí se puede en el tagoror del Suroeste, Roberto Abdullah, afirma que esta situación es un fiel reflejo del abandono que sufre todo el distrito por parte del grupo de gobierno, que viene haciendo oídos sordos a los ciudadanos en sus demandas de una aplicación adecuada de los servicios públicos de limpieza, parques y jardines y suministro de agua. Por ello, Abdullah pide a la corporación que “cumpla los mínimos” exigibles a los citados servicios.

Abdullah realizó recientemente una visita a las instalaciones deportivas en compañía de María José Delgado, vecina de Añaza y vocal del tagoror de Ofra-Costa Sur. Ambos comprobaron de primera mano su lamentable estado, así como los malos olores que se desprenden. Algunas tuberías del campo de fútbol están sujetas con latas de cerveza y pierden agua, y el cuarto en el que se ubica la bomba presenta de manera permanente un charco que tiene que ser secado por los usuarios de las instalaciones con sus propios medios.

Ante la desidia municipal, los vecinos manifestaron a los representantes de Sí se puede su intención de asumir ellos mismos las reparaciones. Sin embargo, no disponen de recursos para ello. Por su parte, Abdullah lamentó que la empresa de aguas, Emmasa, haya dicho a los directivos de la Asociación Deportiva Añaza que los gastos derivados de los citados problemas son responsabilidad del equipo de fútbol.