sábado, 11 de junio de 2011

Pedro Arcila: “Seremos leales al único soberano de una democracia real, que es el pueblo”


Los concejales de Sí se puede en Santa Cruz, Arcila y Asunción Frías, tomaron hoy posesión de sus cargos
Los concejales electos de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Fernández Arcila y Asunción Frías, prometieron hoy sus cargos en el acto de constitución de la corporación, que tuvo lugar esta mañana en un pleno en el que resultó elegido alcalde José Manuel Bermúdez.

En su intervención posterior ante el pleno, Arcila dijo que los concejales de Sí se puede trabajarán con lealtad “al único soberano de una democracia real, que es el pueblo”. El edil agradeció la confianza de los miles de votantes que han hecho posible la entrada de la organización en la corporación municipal y anunció que el trabajo que esta llevará al Ayuntamiento se centrará en hacer “propuestas desde lo local para afrontar los retos del siglo XXI ante un sistema depredador que ha demostrado a nivel mundial su fracaso”.

Sí se puede se guiará por “tres erres”, recordó Arcila: redistribución de la riqueza, recuperación democrática y rehabilitación del territorio. El partido hará propuestas para una reformulación de las políticas económicas y de cohesión social y dará prioridad al urbanismo popular, un mecanismo que prioriza la participación ciudadana en la búsqueda de un nuevo modelo de desarrollo.

En cuanto a la recuperación de la confianza en las instituciones democráticas, Arcila mencionó el compromiso de Sí se puede de equiparar el salario del alcalde al de los funcionarios del grupo A, así como la necesidad de suprimir concejales liberados y asesores. Igualmente, los dos ediles trabajarán desde el Ayuntamiento para “ahuyentar las viejas fórmulas clientelares y la corrupción”.

Arcila se refirió al movimiento 15-M y recordó que Sí se puede es la consecuencia de anteriores procesos de lucha ciudadana, surgidos en Tenerife a principios de la década en defensa del litoral de Granadilla y de los montes de Vilaflor. Los años de experiencia de la organización junto a colectivos vecinales serán, afirmó el concejal, una herramienta de trabajo para salir de la crisis institucional que vive Santa Cruz, sumida en la actualidad en “un sentimiento persistente de declive”.