martes, 5 de abril de 2011

Pedro Arcila propone que se apliquen cláusulas sociales en la contratación pública de servicios para zonas con altos índices de desempleo como Añaza


El candidato de Alternativa Sí se puede a la Alcaldía de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Fernández Arcila, propuso hoy que se apliquen las denominadas “cláusulas sociales” a la hora de hacer la baremación para la contratación de empresas destinadas a servicios públicos, especialmente en aquellas zonas del municipio con altos índices de desempleo, como el barrio de Añaza.

Las cláusulas sociales son una medida innovadora en el ámbito de las políticas sociales que se viene aplicando con notable éxito en otras comunidades autónomas, como Cataluña y el País Vasco, y contemplan que en la baremación de las licitaciones públicas se puntúen más aquellas propuestas que incluyan la contratación de personas en exclusión social o con riesgo de padecerla.

Esta y otras propuestas fueron planteadas por Arcila y por la número 2 de la lista municipal de Sí se puede, Asun Frías, en el transcurso de un encuentro convocado por la Coordinadora de Recursos de Añaza y celebrado en la parroquia del barrio. A la reunión fueron invitados los partidos políticos que concurren a las próximas elecciones municipales. Así, acudieron el número 1 de la lista del PSOE y el número 2 de la del PP. Sin embargo, no hubo representación de CC ya que el candidato José Manuel Bermúdez no acudió.

Otra de las propuestas planteadas por Arcila fue la de establecer los denominados “mercados protegidos”, una herramienta que permitiría al Ayuntamiento asignar a determinadas iniciativas de economía social, como cooperativas de desempleados, algunos servicios para el barrio que serían cubiertos por los propios vecinos de la zona, tales como mantenimiento del mobiliario urbano, jardines, etcétera.

Los candidatos de Sí se puede hicieron, asimismo, otras propuestas que fueron bien acogidas por la Coordinadora de Recursos, integrada por representantes de todos los servicios existentes en el barrio en materias educativa, social y sanitaria (Ataretaco, trabajadores sociales del Ayuntamiento, voluntarios de la parroquia y profesionales sanitarios y educativos, entre otros).

De esta manera, Sí se puede considera esencial intervenir más en aspectos de desarrollo comunitario en detrimento del asistencialismo, y propone la inclusión de la Coordinadora y de figuras afines en los mecanismos de participación efectiva que deriven en la toma de decisiones relativas a las estrategias municipales en política social y comunitaria.

Además, Arcila también propuso otras medidas que mejoren las condiciones sociales de los colectivos más desfavorecidos, tales como la eliminación de burocracia para la percepción de la Prestación Canaria de Inserción, que en ocasiones tarda hasta un año en tramitarse, o la concesión de ayudas para el pago de alimentos.

Por último, pidió incentivar la formación continua y especializada de los trabajadores sociales y crear servicios permanentes frente a las incertidumbres que plantean los convenios para el desarrollo de políticas sociales, que desembocan en una pérdida de la calidad del servicio.