martes, 29 de marzo de 2011

Sí se puede cree que la Cotmac rechazará de nuevo el Plan General de Ordenación de Santa Cruz


El PGO ha reducido de manera sospechosa ámbitos que por sus valores naturales debieron quedar al margen de procesos urbanizadores.

El Comité Local de Alternativa Sí se puede en Santa Cruz considera que la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (Cotmac) rechazará de nuevo el Plan General de Ordenación (PGO) de Santa Cruz de Tenerife, aprobado ayer lunes por el pleno del Ayuntamiento.

Sí se puede cree que las irregularidades jurídicas son tan objetivas que no cabe duda de que la Cotmac devolverá nuevamente el documento a la corporación. En este sentido, la organización política insiste en que la aprobación del PGO precisa una legitimidad que no existe en la actualidad, por lo que su retorno al Ayuntamiento abriría las puertas al debate y el consenso que se precisan para lograr un planeamiento municipal coherente que dé soluciones a los grandes asuntos que el actual no resuelve.

El documento de planeamiento ha reducido de manera sospechosa ámbitos que por sus valores naturales debieron quedar al margen de procesos urbanizadores. El modelo que propone Sí se puede no concuerda con la fórmula de crecimiento extensivo propuesta por el PGO. Por el contrario, la formación política considera preferible concentrar la edificabilidad en las zonas ya transformadas que crear nuevos suelos urbanizables en la periferia.

Además, Sí se puede reclama la retirada de la ordenación que el PGO establece para la zona de Costa Cardón, en el Suroeste del municipio, por ser contraria al Plan Insular de Ordenación de Tenerife (PIOT), así como los suelos urbanizables en El Tablero y El Sobradillo.

La organización también propone una solución para el ‘fuera de ordenación’ en la zona de La Salud, consistente en que en los edificios afectados se considere la planta baja como de uso exclusivamente comercial o de oficinas, con lo que el cómputo total de plantas residenciales descendería y estos inmuebles quedarían dentro de ordenación. Esta fórmula es aplicable a otras áreas del municipio afectadas por la misma irregularidad.