martes, 28 de diciembre de 2010

Arcila: ''Si Reverón quiere otro 'caso Varadero' en Costa Cardón, lo tendrá''


Sí Se Puede ratifica su intención de ir a los tribunales si se mantiene una urbanización que consideran ''ilegal'' 

 
Costa Cardón va camino de convertirse en algo más incómodo que una simple piedra en el zapato de Luz Reverón, la actual concejala de Urbanismo de Santa Cruz. La decisión de mantener la construcción de más de 400 viviendas en un espacio altamente protegido por el Plan Insular de Ordenación del Territorio (PIOT), lo que ha sido duramente criticado por técnicos del Gobierno de Canarias, llevará al Ayuntamiento capitalino de cabeza a los tribunales. Todo ello, además, con un precedente similar que aún colea en el municipio vecino de El Rosario. El abogado y candidato de Alternativa Sí Se Puede, Pedro Fernández Arcila, se encargó hoy de recordarlo en rueda de prensa: "Si quieren otro 'caso Varadero' en Costa Cardón, lo tendrán".
No es baladí la advertencia del actual portavoz de la formación de izquierdas. Arcila es el mismo letrado que, en defensa de IR-Verdes, tiró por tierra el proyecto estrella del alcalde socialista Macario Benítez, que centró durante años todos sus esfuerzos en sacar adelante una urbanización de más de 1.000 viviendas en el suelo protegido de Varadero. La jurisprudencia en este sentido ha sido clara: cuatro sentencias y un auto avalan los postulados de Arcila. A escasos kilómetros de Varadero, sin embargo, la historia se repite.

"Llevaremos ante la Justicia a Reverón y a todas las personas que apoyen esta urbanización". Con esta frase concluía su exposición sobre Costa Cardón el candidato de Sí Se Puede, que recordó por enésima vez la imposibilidad de saltarse el PIOT por parte del Ayuntamiento, como ya recriminaron en un informe "ejemplar" los propios técnicos de la Dirección General de Urbanismo del Gobierno de Canarias. En su momento, de hecho, dos de los pesos pesadosde la Consejería de Ordenación del Territorio, Miguel Ángel Pulido y Jesús Romero, votaron en contra de urbanizar Costa Cardón ante el temor de enfrentarse a un nuevo caso Varadero, como refleja el acta de la Ponencia Técnica de la Cotmac, celebrada en marzo de 2008.

Arcila recordó durante su discurso que Urbanismo "modificó" en la última parte de la tramitación del Plan General de Ordenación (PGO) el inventario ambiental de dicho espacio natural para permitir que el suelo pueda ser urbanizable y no rústico, como consideran los expertos del Ejecutivo regional. "Contravienen el criterio del Gobierno canario y hacen todos los malabarismos posibles hasta llegar a la ilegalidad", explicó el letrado, que a renglón seguido insistió en que "si Costa Cardón aparece urbanizable" en la aprobación definitiva del PIOT, Sí Se Puede "acudirá a los tribunales".

EL PAPEL DEL CABILDO
No quiso tampoco pasar por alto Arcila el papel que en la historia de Costa Cardón juega el Cabildo de Tenerife. No hay que olvidar que en su informe institucional, la Corporación insular permite que se vulnere el planeamiento que emana de sus propios técnicos, es decir, impulsa la urbanización de un espacio que recibe la máxima protección del PIOT. Para el candidato de la formación de izquierdas, "no hay explicación que justifique la actitud del Cabildo", aunque sí consideró que "se están enredando y han quedado en evidencia".

No hay que olvidar, como también recordó Arcila, que Luz Reverón conoce al milímetro los casos de Varadero y Costa Cardón, ya que antes de lanzarse a la aventura política ocupaba el cargo de jefa de Servicio de la Consejería de Planificación del Cabildo. "En el caso de Reverón esto ya viene de atrás, pues firmó un informe favorable a urbanizar este espacio cuando aún era técnico". El letrado no quiso explicar el porqué del interés del Ayuntamiento y la Corporación insular en urbanizar Costa Cardón, aunque sí fue claro a la hora de aseverar que "tiene que haber otras razones" más allá de las meramente urbanísticas.


ZEROLO DEBERÍA ESTAR AL MARGEN
Junto con la dura crítica de Sí Se Puede a la urbanización de Costa Cardón, Arcila recordó que su partido mantiene la amenaza de judicializar otros aspectos que aún contempla el PGO, como conservar el uso urbanizable en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) o el incumplimiento del acuerdo plenario que decidió la elaboración de un catálogo de viviendas fuera de ordenación, que Urbanismo ha preferido dejar en la nevera.

Arcila se mostró partidario, por otro lado, de que sea el próximo Gobierno local, que saldrá de las cercanas elecciones de mayo de 2011, el que decida qué modelo de ciudad quiere. Una argumentación fundamentada, principalmente, en la "situación penal" del alcalde capitalino, Miguel Zerolo, sobre el que pesan "importantes" imputaciones por presuntos delitos urbanísticos derivados del conocido como caso Las Teresitas.

La nota optimista la puso Arcila al informar de las alegaciones que en su día presentó Sí Se Puede y que, finalmente pero no de manera inicial, han sido incluidas en el documento aprobado inicialmente el pasado martes 21 de diciembre. La mayoría, como expuso el letrado, vinculadas al Distrito Suroeste, caso de las actuaciones urbanísticas previstas en la zona de El Tablero o en Montaña Talavera. "Un triunfo del movimiento vecinal", sentenció.