martes, 23 de noviembre de 2010

Sí se puede considera una “falta de respeto” las declaraciones de Ricardo Melchior sobre el movimiento ecologista.


En una entrevista emitida en la mañana del lunes el presidente del Cabildo tinerfeño calificó como “antisociales” y “guerrilleros ecologistas” a las organizaciones que se oponen al Puerto de Granadilla.

Fernando Sabaté, portavoz insular de Alternativa Sí se puede por Tenerife, considera que las declaraciones del presidente del Cabildo de Tenerife durante una entrevista radiofónica “denotan un profundo nerviosismo institucional y la típica falta de respeto contra las voces discrepantes con el actual modelo de desarrollo insular”.
Según el portavoz de Sí se puede “nos parecen igualmente lamentables las insidias lanzadas por el señor Melchior sobre supuestas conspiraciones para trasladar especies protegidas a la costa de Granadilla para paralizar las obras. Este tipo de comentarios demuestran el escaso nivel discursivo de los que defienden una infraestructura tan discutida socialmente. El señor Melchior parece querer seguir el camino de sus compañeros del Parlamento que modificaron el Catálogo de especies de Canarias sin el más mínimo criterio científico para posibilitar determinadas obras”.
Sabaté apunta que “a los que el presidente del Cabildo califica como antisociales son una buena parte de la comunidad científica de Tenerife, algunos de los intelectuales más destacados del Archipiélago, organizaciones ecologistas que han ayudado a preservar nuestro patrimonio natural -uno de nuestros principales valores turísticos- o a una ciudadanía que toma cada vez más conciencia sobre su derecho a decidir sobre el modelo de desarrollo que se quiere aplicar en Canarias”.
Finalmente Sabaté opina que el presidente del Cabildo “debe hacer un esfuerzo por defender las grandes infraestructuras usando argumentos y no la descalificación contra decenas de miles de tinerfeños”. En este sentido el portavoz de Sí se puede reta a Ricardo Melchior “a participar, cuando y donde quiera, en un debate público sobre el Puerto de Granadilla y el modelo de desarrollo de Tenerife, donde se utilicen argumentos objetivos y no el insulto o la demagogia”.