domingo, 14 de noviembre de 2010

Alternativa Sí se puede por Tenerife exige que no se talen los laureles de Montaña Morera.


Miembros de organizaciones ecologistas, políticas y vecinales se concentraron en la mañana del domingo para evitar la tala de los laureles de indias existentes en la Carretera Insular TF-112 que une San Andrés con Taganana.

Alrededor de unas cincuenta personas se concentraron este pasado domingo  en torno a los laureles de indias existentes en la carretera que transcurre por el espacio conocido como Montaña Morera, donde la empresa Mapfre-Desourcic realiza obras de urbanización para un futuro grupo de viviendas residenciales. Estas obras han generado que en varias ocasiones se haya anunciado la  tala de  dichos árboles, algunos de los cuales tienen más de 60 años.
Para José García Casanova, concejal de Alternativa Sí se puede por Tenerife en Tacoronte y biólogo de la Universidad de La Laguna,  que estuvo presente en la concentración,  “el estado de salud de estor árboles es bueno, sin que ninguno de ellos amenace con caer a las vías debido a enfermedades o mal estado”.
García Casanova explicó que el motivo de la concentración fue la llamada de los vecinos de la zona que “el pasado sábado al parecer, pese a haberse prometido con los vecinos que se conservarían dichos árboles, el Ayuntamiento de Santa Cruz emitió de forma muy poco trasparente un oficio pidiendo a las empresas que procedieran a la tala urgente de los árboles por amenazar la seguridad de los viandantes. Esta orden de tala supone ignorar el informe emitido hace unas pocas semanas por varios biólogos de la Universidad de La Laguna por el cual se garantizaba el buen estado de salud de los laureles de indias, los cuales en su día fueron dañados precisamente por las empresas que ejecutan las obras colindantes”.
Según el concejal de Sí se puede “la tala supone una agresión injustificada, desde cualquier punto de vista, contra nuestro patrimonio vegetal. Nos sumamos a  la petición de los vecinos de la zona que piden que se conserven los árboles tal como están, adaptando el viario nuevo a su presencia. Estos laureles no sólo no suponen una amenaza, sino que sirven de sombra acogedora y embellecen el paisaje, además de ser un elemento identificativo de este núcleo desde hace décadas”.
Finalmente el portavoz municipal en Santa Cruz, Pedro Fernández Arcila, ha expresado el compromiso de Sí se puede en  presentar “todos los recursos legales pertinentes contra esta decisión administrativa que ha ignorado los deseos de la mayoría de vecinos de la zona”.