miércoles, 15 de septiembre de 2010

Sí se puede denuncia el desmantelamiento de la educación pública y el deterioro de los derechos laborales de los enseñantes en Canarias


La formación de izquierdas denuncia que el Gobierno de Canarias ha recortado drásticamente los presupuestos destinados a Educación, con un déficit inversor en los últimos 10 años de unos 500 millones de euros y ha aplicado un ERE encubierto que deja sin trabajo a unos 1000 docentes, con la consiguiente disminución de la calidad educativa.

Desde la Comisión de Educación de Sí se puede se afirma que, “los recortes presupuestarios en materia educativa colocan a Canarias por debajo de otras Comunidades Autónomas y de la Unión Europea en los índices de inversión en relación a la población y al alumnado matriculado”. Enfatizan que “la partida para sustituciones docentes ha disminuido un 78% en los últimos años y, para el 2010/2011, mediante la Orden que regula el comienzo de curso, no se prevé realizar ninguna sustitución del profesorado que se encuentre de baja, utilizando para ello la disponibilidad horaria de los Centros (acción tutorial, coordinación de ciclos y departamentos, guardias, gestión de comedor, horas de dirección, secretaría, jefatura de estudios…), para ‘atender’ al alumnado”.
“Esta imposición supone un claro deterioro en la calidad educativa y la imposibilidad de llevar a cabo las medidas de atención a la diversidad que están supeditadas al plan de sustituciones, así como una sobrecarga laboral para el profesorado”, denuncian desde la organización de izquierdas, añadiendo que “se han congelado las plazas de comedores escolares, quedando muchas alumnas y alumnos sin este servicio, lo que demuestra que el gobierno de Canarias y la Consejería de Educación no muestran ninguna sensibilidad con las familias que están con graves dificultades económicas, debido al desempleo o a los contratos basura, ya que en muchas ocasiones estos comedores funcionan de manera asistencial”.
Para Sí se puede, “estos recortes suponen además el desmantelamiento y la privatización de gran parte de la Formación Profesional, con la eliminación de muchos Ciclos Formativos y la posibilidad de que unas 7.000 alumnas/os se queden sin plaza en el presente curso escolar y el empeño de este gobierno, con su inmoral política educativa, en aplicar éstas y otras muchas inaceptables medidas, condenan a la educación pública a convertirse en un servicio pobre e insuficiente, que aleja a Canarias cada vez más de los niveles educativos de la media europea”
Por todo esto desde Sí se puede se rechazan los recortes presupuestarios en materia educativa, y solicitan al Gobierno de Canarias que se incrementen hasta alcanzar el 7% del PIB, a la vez que hacen un llamamiento a la ciudadanía a movilizarse para garantizar la calidad de este servicio.