miércoles, 15 de septiembre de 2010

Rueda de prensa sobre sentencia que obliga al Ayuntamiento de S/C a cumplir con la Ley de Memoria Histórica

Sentencia obliga a Ayuntamiento de S/C de Tenerife a cumplir Ley de Memoria Histórica from Alternativa Sí se puede on Vimeo.



Pedro Fernández Arcila, abogado de Alternativa Sí se puede por Tenerife, denunció hoy que todavía existen en la capital tinerfeña un centenar de símbolos franquistas y que sólo se han cambiado un 5 por ciento del nombre de las calles relacionadas con la dictadura.

Fernández Arcila, candidato además a la alcaldía de Santa Cruz por Alternativa Si se puede, indicó que según el investigador histórico Pedro García Sanabria quedan todavía un centenar de símbolos, entre calles, plazas, puentes, edificios públicos, barrios y monumentos.
Fernández Arcila recordó que existe una sentencia reciente del juzgado de lo Contencioso que insta al ayuntamiento santacrucero a cumplir la Ley de Memoria Histórica.
"La demanda que pusimos al ayuntamiento se debió a que en abril de 2008 pedimos al consistorio la retirada de los símbolos franquistas de la capital y no nos dijeron ni si ni no", aseguró.
Agregó que también se solicitó al ayuntamiento que elaborara un catálogo de plazas y calles con nombres relacionados con la dictadura y la guerra civil, y que se abriera un espacio de participación ciudadana para el cambio de los nombres.
"Ante la inactividad del ayuntamiento, planteamos la demanda ante el juzgado de los Contencioso y ahora dice que la Ley de Memoria Histórica debe cumplirse", subrayó.
A juicio de Fernández Arcila, la sentencia es "histórica" por ser la única que se ha dictado en este sentido y porque satisface el deseo de muchas familias y colectivos de no seguir paseando por calles y plazas con nombres franquistas", afirmó.
El dirigente de Alternativa Si se pude por Tenerife asevero que "sentimos la satisfacción del deber cumplido y que seguiremos hasta el final hasta que la sentencia se cumpla".
"El ayuntamiento puede recurrir a la sentencia, pero creemos que el ayuntamiento debe de estar para otras cosas y no para recurrir una sentencia que pide que se cumpla una Ley", indicó.
"También solicitamos a los partidos del ayuntamiento santacrucero que exijan la ejecución de la Ley, que se elabore un catálogo de los símbolos franquistas y que fomenten cauces de participación ciudadana para poner los nuevos nombres, aunque no nos parece una mala idea que se recuperen los nombres antiguos", añadió.
Por su parte, Domingo Gari, profesor de la Universidad de la Laguna, dijo que 30 años después de la transición política, "en Santa Cruz de Tenerife permanecen todavía los símbolos del franquismo porque los que mandan se siente herederos biológicos o ideológicos del fascismo".
"Hoy todavía permanece la estatua dedicada a Francos y un monumento a los Caídos, algunos dicen que eso es historia pero es una historia partidista, la historia de quien ganó la guerra e impuso sus criterios al resto de los ciudadanos, es exaltación del franquismo; la historia es otra cosa", afirmó.
Tras calificar de sarcasmo y cinismo el nombre de calles que hasta la fecha se han cambiado en Santa Cruz de Tenerife, como la calle del Perdón, el Olvido o Tolerancia, sólo se ha cambiado un cinco por ciento de calles que hacen alusión al franquismo.
Para el profesor de la ULL, los símbolos más "hirientes" que todavía permanecen en la capital tinerfeña son el monumento a los Caídos, en la plaza de España y el Monumento a Franco, de Juan de Ávalos, el mismo que hizo el Valle de los Caídos, y que ahora el ayuntamiento dice que es un monumento al Ángel Caído, es decir, al demonio".
Fuente: EFE