miércoles, 28 de julio de 2010

Sí se puede se reúne con miembros de la dirección del PSC-PSOE para pedirles acciones claras contra el nuevo Catálogo y el puerto de Granadilla


La formación de izquierdas mantendrá este miércoles 28 de julio a partir de las 13:00 horas en las instalaciones del Parlamento una reunión de trabajo con el Partido Socialista para plantearles medidas concretas contra el nuevo Catálogo, que consideran “fruto del empeño político del Gobierno de Canarias por iniciar las obras del puerto de Granadilla”.

Sí se puede durante el desarrollo de la reunión bilateral con miembros de la dirección regional del PSC-PSOE planteará la exigencia de puesta en marcha de una serie de medidas, dada la responsabilidad que le corresponde a este partido en uno de los mayores conflictos sociales y ambientales de Canarias: el puerto de Granadilla. La organización ecosocialista propondrá al Partido Socialista que impulse ante el Gobierno central las siguientes medidas concretas:

1) Que el Gobierno de España presente un recurso de inconstitucionalidad contra la reciente Ley canaria del Catálogo de Especies Protegidas;

2) Que no exista financiación del Ministerio de Fomento para las obras del puerto de Granadilla en los Presupuestos Generales del Estado;

3) Que en su lugar se activen las inversiones del Plan Canarias en todo lo referido a mejoras en educación, salud pública, desarrollo de las energías renovables, impulso al sector primario, rehabilitación de la planta turística obsoleta, y en todos aquellos sectores capaces de tirar del empleo a la vez que resuelven los déficit sociales de nuestra tierra.
Para Fernando Sabaté, portavoz insular de Sí se puede, el reciente anuncio del inicio de las obras del Puerto “puede constituir un intento de sentar la base jurídica para que las empresas adjudicatarias puedan cobrar indemnizaciones cuando se verifique, un poco más adelante, que no existe financiación real para el proyecto (puesto que la legislación prohíbe de forma taxativa acometer obras públicas sin financiación pública garantizada)”.
Para Sabaté “en un momento de crisis económica esta forma perversa de actuar supondría un derroche sin precedentes que se sumaría al montante total de dinero público desperdiciado en este tipo de indemnizaciones (casos Montaña Rayada, Tebeto o Tindaya, entre otros). Al respecto, Sí se puede, junto a otras organizaciones políticas de la Izquierda Alternativa Canaria, desarrollan una campaña de recogida de firmas solicitando el cumplimiento de la responsabilidad patrimonial de los cargos públicos frente a este tipo de desfalcos (www.responsabilidadpatrimonial.org)”.
Según Fernando Sabaté “el PSC–PSOE tiene una cuota de responsabilidad importante: más allá de su pronunciamiento en contra de algunos ‘efectos colaterales’ del puerto de Granadilla (como la descatalogación), el Partido Socialista tiene en su mano las acciones más contundentes que ahora se pueden acometer para frenar de una vez la sinrazón del puerto de Granadilla”. De igual modo, Sabaté señala que “de forma oportunista e irresponsable, los grupos de poder interesados en el macropuerto anuncian que éste creará numerosos puestos de trabajo. Mienten otra vez”. En este sentido desde Alternativa Sí se puede recuerdan que “el único documento oficial de la propia Autoridad Portuaria que se refiere a este asunto calcula un máximo de 45 personas contratadas en el momento de mayor pujanza de las obras. Pero a nadie se le escapa que las mismas cifras de inversión, colocada en infraestructuras y servicios de verdadero interés social, como los Hospitales del Norte y del Sur, la mejora de centros educativos, el mantenimiento de carreteras ya existentes, sí que crearían miles de puestos de trabajo, más duraderos y de mayor calidad”.