miércoles, 14 de julio de 2010

Si se puede considera un desafío a la razón y al sentimiento mayoritario de la población tinerfeña el comienzo de las obras del Puerto de Granadilla


El portavoz insular de la organización ecosocialista califica el anuncio del comienzo de las obras del puerto de Granadilla por parte de la Autoridad Portuaria como un auténtico “culebrón”. En apariencia, según apunta Sabaté, La autoridad portuaria ha ganado la supuesta legalidad institucional, pero ha perdida cualquier legitimidad ante la población de la Isla.

Para Si se puede la aprobación del nuevo catálogo de especies por parte del Gobierno de Canarias ha supuesto un espaldarazo a los oscuros intereses que se encuentran detrás de la construcción del Puerto de Granadilla. Para Sabaté queda demostrado que con el anuncio de las obras, al Gobierno de Canarias y a la Autoridad Portuaria, le importa poco lo que piense una mayoría social de la Isla de Tenerife.
Según Sabaté, las proclamas de Pedro Rodríguez Zaragoza suponen un fraude  a la democracia y al sentimiento mayoritario del pueblo tinerfeño y canario. Asimismo, el portavoz insular de Sí se Puede considera que la autoridad portuaria ha podido ganar la batalla de la supuesta legalidad institucional que en parte se justifica en las numerosas “tropelías” que se han fraguado desde los despachos de la Consejería de Medio Ambiente, pero que en absoluto, considera el portavoz de Si se puede, han podido con la mayoría de tinerfeños y tinerfeñas que de forma sistemática han rechazado de forma democrática y libre los improperios y las arbitrariedades de las instituciones canarias, asegura el portavoz de Si se puede.
Y por último, Si se Puede hace un llamamiento a la población de la Isla a que haga caso omiso a las proclamas de la Autoridad Portuaria, y anima a la población de la Isla a que manifieste su oposición frontal al proyecto más destructivo y depredador de toda la historia de Canarias, apunta el portavoz de Si se puede.