martes, 13 de julio de 2010

Alternativa Sí se puede por Tenerife rechaza la decisión de “Costas” de retirar las barcas de Las Teresitas.


La organización ecosocialista espera reunirse en los próximos días con representantes vecinales de San Andrés y de la  Asociación de barcos de recreo Club Antequera para evaluar de forma conjunta las medidas a tomar.

Para Pedro Fernández Arcila, portavoz de Sí se puede y candidato a la alcaldía de Santa Cruz “el anuncio realizado sobre la retirada forzosa de las barcas de pesca que desde hace tantos años acoge una parte de la Playa de Las Teresitas representa un paso más de la política de abandono y agresión contra una de las actividades económicas tradicionales de San Andrés”.
Fernández Arcila destaca que “mientras que todo tipo de agresiones a nuestra costa y a su uso público se permiten de forma reiterada, parece que las decisiones más duras se toman contra los más débiles, resultando lamentable que tras tantos años de lucha en defensa de un refugio pesquero para San Andrés, parar mantener la actividad de la pesca artesanal que aún resiste en la costa de Anaga,  nos encontremos  con una persecución institucional cada vez mayor sobre esta actividad” y apunta que “creemos, al igual que los pescadores, que también es necesario clarificar los criterios por los que se permiten a determinadas embarcaciones destinadas al ocio su atraque en esa zona de la playa”. Sobre este particular el portavoz de Sí se puede opina que “debemos evitar que embarcaciones que no están destinadas a la actividad pesquera invadan el suelo público, mientras  que debemos salvaguardar a las pesqueras hasta que se proceda a construir el refugio de San Andrés”.
Fernández Arcila apuesta por llevar a cabo “una política de colaboración con los pescadores de Anaga, habilitándoles los espacios necesarios para la realización de su actividad, estableciendo actividades de apoyo para mejorar sus capturas y la gestión sostenible de los recursos marinos, así como manteniendo la identidad marinera de estos núcleos costeros”.
Arcila espera que el Ayuntamiento “muestre la misma vehemencia en la defensa de los pescadores de San Andrés, que la  demostrada a favor de los empresarios responsables de la compra irregular del frente de playa, o de la construcción del ‘Mamotreto’”.
Sí se puede anuncia que, “si es necesario, y de acuerdo con los pescadores, emprenderemos medidas judiciales para evitar la salida de las embarcaciones de los pescadores, hasta que no sea realidad el refugio pesquero que los habitantes de San Andrés llevan reclamando desde hace décadas”.