lunes, 21 de junio de 2010

Alternativa Sí se puede por Tenerife presenta mañana su alternativa a la Vía Litoral ante los técnicos de la obra.


Este martes día 22 de junio a las 17:00 horas se producirá el encuentro entre el arquitecto Joaquín Galera y los técnicos responsables de la ejecución de la Vía Litoral en Santa Cruz de Tenerife. En dicha reunió se presentará nuevamente la opción defendida por Alternativa Sí se puede por Tenerife en el municipio capitalino que plantea básicamente un recorte de las afecciones de la obra, el mantenimiento de los árboles de la Avenida de Anaga, la conexión entre la Plaza de La Candelaria y el mar, reduciendo a su vez del coste de esta infraestructura en varias decenas de millones de euros.

Según Galera “nuestra propuesta supone un recorte del túnel en aproximadamente 150 metros, posibilitando un mejor encuentro entre la salida del túnel y los cuatro carriles actuales de la Avenida, sin necesidad de tocar los laureles de indias. Si consideramos además que no serían necesarias las dos rampas provisionales de conexión, podemos hablar de un ahorro que rondaría el 50% del costo de la obra. Por otra parte, la entrada del túnel junto al Cabildo, tiene en cuenta su protección como edificio monumental catalogado, por lo que se desplaza la boca de entrada hasta la calle Imeldo Serís, conservando así su entorno más próximo”.
Para el arquitecto de Sí se puede “es una excelente oportunidad de por un lado ahorrar una parte considerable del enorme presupuesto previsto para esta obra y al mismo tiempo mejorar el entorno de la principal conexión de la ciudad con la costa. Por otro lado, e igualmente importante. Logramos que se mantenga la actual cobertura vegetal tan característica de la Avenida de Anaga salvaguardando además  la actividad de las más de catorce pequeñas y medianas empresas (muchas de ellas del sector ocio y restauración) que tienen su emplazamiento en este espacio de la ciudad y que de no aplicarse esta alternativa podrían verse abocadas al cierre por las afecciones de la obra, lo que podría dejar en la calle a más de setenta trabajadores de la zona”.