lunes, 26 de octubre de 2009

Alternativa Sí se puede exige al Cabildo que ponga fin al deterioro de los centros de mayores, menores y personas con discapacidad de la Isla

La organización de izquierdas acusa a la institución insular de formar parte de la plataforma del “NO a los servicios sociales”.

Miembros de Sí se puede mantuvieron la semana pasada una reunión con representantes del personal del Instituto de Asistencia Social y Sociosanitaria (IASS), con el objetivo de conocer las reivindicaciones del colectivo, e intercambiar información sobre la situación de los menores, mayores y discapacitados que acuden a los servicios que ofrecen los centros sociosanitarios del Cabildo.

El personal del IASS lleva años denunciando la falta de personal y el deficiente estado de los centros asistenciales del Cabildo y en las últimas semanas han protagonizado una protesta en la entrada del antiguo Hospital Militar. El portavoz de Sí se puede, Pedro Fernández Arcila, ha denunciado el estado de abandono de los Hospitales de Mayores y los Centros de Menores y Discapacitados dependientes de la institución insular y ha tenido palabras de elogio para los trabajadores de los centros que han salido a denunciar públicamente la situación de este servicio, expreando que, “salvo el nuevo Hospital de Los Dolores, el resto de los hospitales y centros del IASS se encuentran en unas condiciones penosas, con una infraestructura eléctrica y de saneamiento deplorable, existen edificios con grietas y humedades, el mobiliario y los enseres obsoletos o estropeados y, en algunas zonas comunes, la presencia de cucarachas y ratones, refleja el estado en que se encuentran los centros”.

Pedro Fernández Arcila señaló también que “la falta de personal provoca un trato al usuario del IASS que se aleja del respeto a la dignidad humana. En el caso de los centros de mayores, la falta de personal provoca la ausencia de una asistencia con mínima calidad a las personas en el tramo final de la vida y en la misma situación se encuentran los menores y adolescentes a cargo del Cabildo”.

La organización sociopolítica constata que “en numerosas ocasiones el personal del IASS se ve obligado a duchar a varios usuarios de cuatro en cuatro, sin poder preservar la intimidad de los mismos”. Aseguran también que “en los centros de menores no pueden garantizar que todos los pequeños salgan al patio a ver el sol, por falta de personal”. Por todo esto, a juicio de Fernández Arcila, “es un necesidad imperiosa incrementar el número de trabajadores/as para atender adecuadamente a las personas usuarias de estos servicios”.

Alternativa Sí se puede, que considera que la política del Cabildo sólo puede calificarse como la del “No a los Servicios Sociales”, ha mantenido reuniones con familiares de personas usuarias de los centros, que afirman que la situación es insostenible y que la falta de personal en muchos casos, y de personal cualificado en muchos otros, es evidente.

La formación de izquierdas viene realizando, junto a los colectivos de familiares y de personas con discapacidad, un intenso trabajo en torno a la problemática de la aplicación de la Ley de Dependencia y a la falta de servicios y recursos para las personas dependientes y sus familias.

“La reivindicación del personal del IASS que afecta, directa o indirectamente, a más de mil trabajadores y a cientos de usuarios, coloca en la picota”, a juicio de Sí se puede, “la política del Cabildo en materia de servicios sociosanitarios del que se reclama un incremento en los presupuestos para el próximo año para atender planes urgentes de inversión para la mejora de estas instalaciones”. En este sentido la organización política de izquierdas reclama del Presupuesto insular “que, al menos, se recuperen los 15 millones de euros que el Cabildo detrajo en los presupuestos del 2009 para el IASS”.