sábado, 8 de agosto de 2009

Alternativa Sí se puede por Tenerife considera que la crisis de gobierno en la capital todavía no ha concluido


Desde la organización de izquierdas y ecologista se denuncia que el “nuevo equipo de gobierno” tiene muy poco de nuevo.

Para Alternativa Sí se puede la mayoría de los concejales llevan más de cinco legislaturas instalados en el poder y lo que es peor con ideas caducas, que no ayudan a la regeneración y a la transparencia política, lo que se hará más evidente con un gobierno en minoría.

Asimismo, desde Sí se puede se afirma que algunas concejalías de áreas y de distritos se intercambian como si fueran las estampitas. En este sentido, creen que es paradigmático que la Concejalía de Ofra-Costa Sur, cuya población concentra alrededor de 45.000 habitantes ha tenido hasta tres concejales diferentes y esto supone una auténtica falta de respeto a todos los barrios y núcleos poblacionales de una de las áreas más importantes de Santa Cruz, ya que ni se siguen políticas duraderas, ni se hace un trabajo cercano a los vecinos y vecinas que se sienten abandonados por sus representantes electos.

Para los representantes de Sí se puede en Santa Cruz, resulta bastante curioso la interminable serie de dimes y diretes en los que están enfrascados los miembros del PP y CC, y es paradójico que PP y CC hayan tenido un acuerdo común de gobierno, tapando casos de presunta corrupción como el de las Teresitas, o algunas irregularidades tras la aprobación parcial del Plan General de Ordenación Urbana y ahora se hagan acusaciones mutuas respecto a esos casos. Tras la ruptura del pacto, quedó demostrado que éste era fruto de un simple reparto de poder y cuotas sin contenidos sociales o políticas reales para los ciudadanos de la capital.

La negativa influencia que tendrá la acumulación de funciones en unos pocos concejales, además escasamente relacionadas, va a complicar aún más la situación en un municipio donde la crisis se está sintiendo con fuerza, los barrios tienen unas enormes necesidades y las políticas esenciales apenas se cubren eficientemente, manifestaron desde Sí se puede, añadiendo que, tal vez el único punto positivo de esto sea el ahorro de sueldos.

Respecto a este tema, desde la organización de izquierdas sugieren que la vergonzosa cantidad de cerca de 40.000 euros que recibían conjuntamente los veinte cargos de confianza de las concejalías del PP al mes no se vuelva a invertir en la misma función y que estos fondos se destinen de forma íntegra a financiar proyectos de ayuda a las familias más necesitadas del municipio.