jueves, 23 de julio de 2009

Alternativa Sí se puede denuncia la persecución qe se está llevando a cabo en Santa Cruz hacia personas inmigrantes

La organización política condena y rechaza las reiteradas prácticas policiales de acoso a personas nacidas en otros países y que residen en Canarias, como la redada realizada el pasado 16 de junio en el comedor social “La Milagrosa”.

Estás prácticas, afirman desde la organización sociopolítica, que se extienden a todo el Estado Español, han sido denunciadas por numerosos colectivos, empezando por los propios sindicatos de la Policía que el pasado mes de febrero hicieron público un comunicado en el que denunciaban recibir órdenes para cubrir cupos de detención de inmigrantes. Ante esta situación, y la reciente irrupción de la policía en el comedor social “La Milagrosa” de donde se llevaron detenidas a 17 personas inmigrantes, de las cuales 4 fueron ingresadas en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Hoya Fría, Alternativa Sí se puede por Tenerife exige al subdelegado del Gobierno la investigación y la aclaración de los hechos ocurridos. Así como, la suspensión de los expedientes de expulsión que se han abierto a raíz de este suceso y la puesta en libertad inmediata de los retenidos en los CIE.

Desde Alternativa Sí se puede se declara que “ no se puede privar a una persona migrante de un derecho básico reconocido por la propia Ley de Extranjería en su artículo 14 apartado 3º, cuando dice que: Los extranjeros, cualquiera que sea su situación administrativa, tienen derecho a los servicios y prestaciones sociales básicas. Mientras que la Declaración Universal de Derechos Humanos en su artículo 25 proclama que toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios”.

Las personas inmigrantes están siendo detenidas de manera masiva y selectiva en Canarias, en centros públicos o privados como comedores, locutorios, plazas públicas o estaciones de guaguas en pleno día, en lugares concurridos donde también hay ciudadanos canario, procediendo a identificar, únicamente, a los que tienen diferente color de piel, acento o aspecto físico, sin que tenga la policía denuncia ni sospecha alguna de que hayan cometido un delito, estén produciendo desórdenes o se prevea que puedan producirse. Este tipo de procedimiento, denunciado por Alternativa Sí se puede, es contrario a las normas de un Estado de derecho, y “el racismo institucional que se practica nos hace regresar a los más oscuros periodos de nuestra historia: fascismo y apartheid”, se afirma desde la organizaición.

Para esta iniciativa política de izquierda, es necesaria la adopción de medidas de prevención para que estas prácticas policiales ordenadas por altos cargos del Gobierno del PSOE no se repitan en el futuro, ya que perjudican tanto a las personas inmigrantes como al resto de la ciudadanía canaria poniendo en entredicho nuestros valores democráticos.